Saltar al contenido

El logo de Tesla y la historia de su compañía

El logotipo de la marca Tesla

El logo de Tesla fue diseñado por RO Studio, una empresa de diseño que tiene una larga relación con Elon Musk. Fue RO Studio quien diseñó el logotipo de la otra empresa de Musk, Space X, y después de diseñar el logotipo de Tesla, la empresa también presentó a Musk a Franz von Holzhausen, que pasó a ser el diseñador jefe de Tesla.

Inicialmente, el logotipo de Tesla se hizo para encajar dentro de un escudo, emblema, pero más tarde la empresa se deshizo del escudo y optó por mantener sólo la «T» como su logotipo.

De vez en cuando surgen empresas lo suficientemente audaces e innovadoras como para perturbar toda una industria. Cuando Ford fabricó por primera vez el Modelo T, cambió la industria del transporte para siempre. Ahora, Tesla es una empresa que pretende volver a mejorar la industria del transporte de una forma igual de drástica, convirtiendo los vehículos eléctricos y autónomos en el diseño de vehículos del futuro.

En su relativamente corta historia, Tesla ha vivido muchos momentos de triunfo y escollos en el camino. A continuación, echaremos un vistazo a esa historia, así como al papel que ha desempeñado el logotipo de Tesla para llevar a la empresa hasta donde está hoy.

La historia de Tesla

Estación con el logo de Tesla.

Aunque el famoso empresario sudafricano Elon Musk es ahora inseparable del nombre «Tesla», Musk no fue en realidad el primero en fundar la empresa.

¡No te pierdas nuestra guía definitiva sobre diseño gráfico!

Descubre los mejores cursos en línea, maestrías y programas universitarios para una carrera exitosa en diseño con nuestra "Guía definitiva para estudiar diseño gráfico: Las mejores opciones para una carrera de éxito". Da forma a tu futuro en la industria creativa hoy.
Ver Post Leer Después

Antes de que Elon Musk se involucrara, Tesla fue constituida en julio de 2003 por Martin Eberhard y Marc Tarpenning. Los dos hombres se animaron a fundar la empresa después de que GM retirara sus coches eléctricos EV1, confiando en que serían capaces de supervisar la producción de un vehículo eléctrico que funcionara y que tuviera éxito donde el EV1 había fracasado.

En 2004, Elon Musk se unió a Tesla como presidente de su consejo de administración. La visión de Musk para la empresa era empezar produciendo un coche eléctrico deportivo de alta gama que se comercializara entre los primeros usuarios adinerados, para luego pasar a producir vehículos eléctricos más convencionales que se dirigieran al mercado general lo antes posible.

El primer paso del plan de Tesla fue el Tesla Roadster, un deportivo eléctrico de gama alta en cuyo desarrollo participó Elon Musk. Tras convertirse en el inversor de control de la empresa directamente después de su financiación de serie A, Musk tuvo mucha influencia en las decisiones que tomó Tesla y en el camino que siguió la empresa. Desde el principio, Elon Musk dejó clara su visión de Tesla: ayudar a resolver la crisis energética mundial creando vehículos de alta calidad para el mercado de masas que no dependieran de los combustibles fósiles.

Esta visión, junto con el diseño del Tesla Roadster, le valió a Elon Musk el premio de diseño de producto Global Green en 2006, así como el premio Index en 2007.

Sin embargo, en 2007, Tesla empezaba a gastar dinero más rápido de lo que la empresa podía recaudar y se vio obligada a despedir al 10% de su plantilla. Cuando Elon Musk se convirtió en consejero delegado de Tesla en 2008, supervisó el despido de un 25% adicional de la plantilla de la empresa en un esfuerzo por reducir el «índice de agotamiento» de Tesla, es decir, el ritmo al que una empresa que aún no es rentable agota el efectivo del que dispone.

El ritmo de combustión de Tesla se descontroló tanto que el sitio web de automoción «The Truth About Cars» lanzó una cuenta atrás llamada «Tesla Death Watch», que contaba cuántos días pasarían antes de que la empresa se quedara sin dinero y entrara en bancarrota.

Sin embargo, gracias a una combinación de fondos propios, beneficios de los coches que la empresa vendía y varios inversores, Musk pudo salvar a Tesla de quedarse sin dinero. En 2009, el Departamento de Energía volvió a dar un balón de oxígeno a Tesla, que le prestó 465 millones de dólares para que siguiera trabajando en su visión de vehículos para el mercado de masas que no dependieran de los combustibles fósiles.

En 2010, Tesla dio otro paso significativo hacia esa visión al presentar el Model S. Con un precio de más de 72.000 dólares, el Tesla Model S estaba todavía muy lejos del tipo de vehículos para el mercado de masas hacia el que la empresa estaba trabajando. Sin embargo, era un paso en la dirección correcta, dado el precio de 200.000 dólares del Roadster.

Al mismo tiempo que Tesla presentaba el Model S, la empresa salía a bolsa. Los inversores eran optimistas sobre el futuro de Tesla, dados los elevados objetivos de la empresa, y el precio de las acciones se disparó. Sin embargo, una serie de contratiempos que van desde incendios de vehículos hasta problemas de fabricación han hecho que el precio de las acciones de Tesla sea un camino lleno de baches, haciendo que el valor de la empresa suba y baje drásticamente a lo largo de los años.

En la actualidad, Elon Musk y Tesla siguen comprometidos con su visión del transporte sin combustibles fósiles, trabajando para aumentar la autonomía y el rendimiento de sus vehículos y haciéndolos más asequibles. En los últimos años, fabricar coches que se conduzcan solos se ha convertido en otro de los objetivos de Tesla, y la empresa sigue profundamente comprometida con la creación del software y el hardware necesarios para que los coches de Tesla circulen por las carreteras sin ninguna intervención del conductor.

Todos estos son objetivos increíblemente ambiciosos que pocas empresas se atreven a perseguir. Pero, ¿qué papel ha desempeñado el logotipo de Tesla para ayudar a la empresa a alcanzar estos objetivos y cuál es su origen?

Elementos de diseño del logo de Tesla

El logo de Tesla en blanco y negro.

El logotipo de Tesla presenta la letra «T» en un diseño único de aspecto futurista. Es un logotipo blanco sobre un fondo negro.

Durante mucho tiempo, la gente ha teorizado que el diseño del logotipo de Tesla era algo más que una «T» elegante. La teoría que se manejaba era que el logotipo se hizo para que pareciera una sección transversal de un motor eléctrico que había sido inventado por el hombre que da nombre a Tesla: Nikola Tesla. Esta fue una teoría que Tesla tardó en abordar, pero que finalmente fue confirmada en un Tweet por el propio Elon Musk.

Después de que un hombre llamado Peter James Dean tuiteara a Musk y le preguntara: «¿Podría arrojar algo de luz sobre lo que representa el logotipo de Tesla, por favor? Hay tantas teorías por ahí, ¡pero nadie lo sabe!», Elon Musk respondió diciendo: «Al igual que SpaceX, la T es como una sección transversal de un motor eléctrico, al igual que la X es como la trayectoria de un cohete».

Este tuit confirmaba la teoría largamente sostenida sobre el logotipo de Tesla y arrojaba luz sobre su significado más profundo. Al igual que el nombre de la empresa rinde homenaje a Nikola Tesla -un hombre adelantado a su tiempo que buscó la clave de la energía ilimitada mucho antes de que la crisis energética estuviera en el radar de nadie-, también lo hace el logotipo de la empresa.

Además de este homenaje a Nikola Tesla, el diseño del logotipo de Tesla tiene otros elementos fundamentales. Por un lado, el logotipo tiene un aspecto futurista: un mensaje importante es que la mirada de Tesla hacia el futuro es una parte importante de la misión y los objetivos generales de la empresa.

El logotipo de Tesla también debe tener un aspecto lujoso y poderoso, algo a lo que contribuye su combinación de colores en blanco y negro. Hay que tener en cuenta que, antes de que Tesla pueda vender coches al mercado de masas, gran parte de su plan de negocio depende de la venta de vehículos de lujo a particulares que pueden permitirse cualquier coche del mercado. Dada la importancia de este segmento de mercado para los objetivos comerciales de Tesla, era esencial que desarrollaran un logotipo que transmitiera un mensaje de lujo y calidad de alta gama.

Al crear un diseño vanguardista, futurista, de temática científica y lujoso para su logotipo, Tesla fue capaz de comunicar todo lo que define a su empresa a través del diseño del logotipo, el objetivo final de la mayoría de los logotipos.

La popularidad del logo de Tesla

El logo de Tesla en color rojo.

No se puede negar que el logotipo de Tesla ha logrado su propósito. A pesar de que los vehículos Tesla representan sólo una pequeña fracción de los coches que circulan hoy en día, el logotipo de Tesla sigue siendo inmediatamente reconocible. Cualquiera que conduzca un coche Tesla sabe que el logotipo de su vehículo se verá y será reconocido como un símbolo de estatus y prestigio. Sin el ahora famoso logotipo de Tesla, el prestigio asociado a la posesión de un Tesla se vería sin duda afectado.

También es posible que Tesla haya tardado mucho en desvelar el verdadero significado de su logotipo. Tesla opera en un reino de maravilla y misterio, ya que la gente mira a la compañía como un símbolo de lo que el futuro puede deparar. Permitir que la gente especule sobre el significado de su logotipo sólo serviría para alimentar esta sensación de asombro y misterio y ayudar a despertar el interés de la gente en la empresa.

En general, el logotipo de Tesla sigue siendo un símbolo fácilmente reconocible de la empresa y un símbolo del futuro de la energía y el transporte. Todavía está por ver si Tesla logra o no estos objetivos, pero, por ahora, su logotipo sigue siendo un símbolo de todo lo que Tesla espera conseguir. Es un logotipo muy eficaz que, sin duda, ha ayudado a Tesla a alcanzar el nivel de reconocimiento y éxito del que goza actualmente.

Autor

Graduado en Psicología y apasionado de la guitarra flamenca y los juegos de mesa, mi trayectoria profesional me ha llevado a comprender la profunda conexión entre el comportamiento humano y el marketing. A lo largo de los años, he perfeccionado mi habilidad para analizar y entender las tendencias del mercado y las respuestas del consumidor. En The Color Blog, combino mis conocimientos en psicología con mi amor por la escritura, ofreciendo perspectivas únicas sobre marketing, historia y las interacciones humanas que definen nuestra era digital.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *