Saltar al contenido

El Eneagrama. Su significado y simbología oculta

El eneagrama y su significado.

Símbolo de origen misterioso, se cree que el eneagrama tiene alguna relación con el conocimiento abstracto, místico y espiritual que conocían los antiguos.

Hoy en día, se utiliza ampliamente como herramienta de transformación personal, ya que abre todo un nuevo mundo de comprensión sobre por qué hacemos lo que hacemos. Esto es lo que hay que saber sobre este símbolo geométrico de nueve puntas.

¿Qué es el eneagrama?

El símbolo del eneagrama es un diagrama de nueve puntas que ilustra cómo se relacionan los distintos tipos de personalidad. El término deriva de dos palabras griegas ennea y gramma, que significan nueve y algo que se dibuja o escribe respectivamente.

Se compone de un círculo y líneas de conexión espaciadas uniformemente, así como de un triángulo y un hexágono irregular.

Las líneas de conexión dan como resultado nueve puntos, que representan las nueve personalidades. Los nueve puntos están numerados en el sentido de las agujas del reloj, del 1 al 9, pero los números del eneagrama son neutros, por lo que tener un número grande o pequeño no significa nada. En cambio, se utilizan como marcador de cada personalidad, como el 1 para el Reformador, el 4 para el Individualista y el 7 para el Entusiasta.

¡No te pierdas nuestra guía definitiva sobre diseño gráfico!

Descubre los mejores cursos en línea, maestrías y programas universitarios para una carrera exitosa en diseño con nuestra "Guía definitiva para estudiar diseño gráfico: Las mejores opciones para una carrera de éxito". Da forma a tu futuro en la industria creativa hoy.
Ver Post Leer Después

El símbolo del eneagrama también revela tus alas -las personalidades relacionadas con las que puedes hacer una transición a medida que experimentas los altibajos de la vida- para que puedas alcanzar todo tu potencial. Por ejemplo, los pacificadores son fáciles de llevar y comprensivos, pero también pueden ser más asertivos a la hora de defender lo que creen, así como ser proactivos en la resolución de problemas.

Aunque el eneagrama es un símbolo, sería más preciso considerarlo un sistema. Hoy en día, se utiliza para representar la imagen completa de la identidad de una persona, incluyendo su naturaleza y sus valores. En comparación con otras herramientas utilizadas por psicólogos y consejeros, no se valora científicamente. Sin embargo, esto no hace que el símbolo sea menos significativo.

¿Cuál es el significado y la simbología del eneagrama?

Se cree que el símbolo del eneagrama es antiguo, ya que está compuesto por figuras básicas como el círculo y el triángulo. Sin embargo, no hay pruebas históricas sólidas sobre su antiguo origen. Muchos creen que está relacionado con diferentes tradiciones religiosas, como el misticismo sufí, la cábala judía y el cristianismo esotérico primitivo. Es un símbolo dinámico que ha sufrido muchos cambios, el más reciente de los cuales se produjo a finales del siglo XX.

Se ha afirmado que el símbolo del eneagrama tiene múltiples orígenes, pero ninguno de ellos ha sido confirmado. Algunos creen que Pitágoras utilizó el símbolo tras conocerlo en Heliópolis, un antiguo centro religioso de Egipto. Por desgracia, no se conserva ningún escrito del filósofo.

En las Enéadas, un texto escrito sobre la base del neoplatonismo, el antiguo filósofo Plotino mencionó nueve cualidades divinas de los humanos, que muchos asocian con los nueve puntos del símbolo del eneagrama. Otros creen que el símbolo se introdujo en el judaísmo esotérico a través del filósofo judío Filón.

La siguiente afirmación es que el símbolo del eneagrama fue utilizado por los primeros místicos cristianos conocidos como los Padres del Desierto en el siglo III. También se cree que algunas variaciones del símbolo aparecen en el sufismo, una creencia mística islámica, aunque es una fuente muy reciente para un símbolo antiguo.

Desgraciadamente, el símbolo del eneagrama no resiste las citadas afirmaciones históricas ni siquiera en la actualidad. Parece que el místico y filósofo grecoarmenio G. I. Gurdjieff fue la primera persona que dio a conocer el símbolo públicamente.

El Eneagrama es un complejo estudio de psicología, ya que se utiliza para comprender a las personas a través de los diferentes tipos de personalidad. Algunos lo asocian con la transformación, ya que abre una vía de autodescubrimiento y fomenta una mayor comprensión que trasciende el género, la cultura y la religión.

Sin embargo, la interpretación del símbolo del eneagrama ha sido ampliada por pensadores más modernos, asociándolo con la filosofía, la espiritualidad e incluso el ocultismo. En las creencias esotéricas, cada parte del símbolo del eneagrama tiene un significado:

El Círculo

La forma en sí misma representa la totalidad, la unidad y la interconexión de todas las cosas, o la Ley del Uno.

El triángulo

La forma simboliza la naturaleza triádica de la realidad. También se asocia a la Ley del Tres, que establece que en toda manifestación deben intervenir tres fuerzas: la activa, la pasiva y la neutralizadora.

Mientras que la mayoría de las culturas reconocen el concepto de dualismo -como lo correcto y lo incorrecto, lo blanco y lo negro, lo material y lo espiritual-, se cree que la Ley del Tres abre más posibilidades, lo que va más allá de las limitaciones del dualismo.

La Hexade

La hexade representa la Ley del Siete, que es la base de todos los movimientos vibratorios. En el símbolo del eneagrama, aparece como seis brazos simétricos, guiados por flechas.

Los nueve puntos

En el símbolo del eneagrama, cada punto representa un tipo de personalidad particular. Sin embargo, el aspecto de la personalidad del símbolo es un concepto relativamente nuevo

¿Cuáles son las personalidades del eneagrama?

La mayoría de los investigadores tienden a centrarse en el aspecto psicológico más que en el místico del símbolo del eneagrama.

Los nueve puntos del símbolo representan los nueve tipos de personalidad, cada uno con su propio conjunto de puntos fuertes y débiles. Cada tipo de personalidad se conoce tanto por su número como por su nombre.

1- El reformista

Los reformistas son conocidos por ser racionales, equilibrados y perfeccionistas. Tienen un sentido de la integridad y miedo a ser corruptos y malvados. Sin embargo, también pueden llegar a ser demasiado críticos y controladores.

2- El ayudante

Los ayudantes son cariñosos, atentos y afectuosos, pero temen no ser queridos o no serlo por los demás. También pueden volverse posesivos, manipuladores y orgullosos cuando no se satisfacen sus necesidades.

3- El triunfador

Los triunfadores son conocidos por estar orientados a los objetivos, ser muy ambiciosos y competitivos. Como temen no tener éxito y no valer nada, tienden a obsesionarse demasiado con su imagen.

4- El individualista

Los individualistas son creativos, únicos y personales, pero también se les conoce como el tipo sensible y retraído. Como temen carecer de una identidad única, tienden a ser cohibidos y malhumorados.

5- El investigador

Los investigadores son sabios y están bien informados, pero pueden ser vistos como ajenos al mundo que les rodea. Temen ser inadecuados e indefensos, por lo que se esfuerzan por ser competentes en todo.

6- El Leal

Los leales son cooperativos, comprometidos y orientados a la seguridad. Sin embargo, temen ser incapaces de sobrevivir por sí mismos, lo que les hace estar ansiosos y a la defensiva.

7- El entusiasta

Los entusiastas son conocidos por ser optimistas, espontáneos y extrovertidos. Sin embargo, temen las privaciones y el dolor, por lo que tienden a ser impacientes e impulsivos.

8- El desafiador

Los retadores son seguros de sí mismos, independientes y poderosos, pero también pueden ser temperamentales y dominantes. Temen ser controlados o perjudicados por otros.

9- El pacificador

Los pacificadores son conocidos por ser modestos, confiados y pacientes, pero tienden a volverse demasiado complacientes y apáticos. Además, temen perder y separarse de los demás.

Autor

Graduado en Psicología y apasionado de la guitarra flamenca y los juegos de mesa, mi trayectoria profesional me ha llevado a comprender la profunda conexión entre el comportamiento humano y el marketing. A lo largo de los años, he perfeccionado mi habilidad para analizar y entender las tendencias del mercado y las respuestas del consumidor. En The Color Blog, combino mis conocimientos en psicología con mi amor por la escritura, ofreciendo perspectivas únicas sobre marketing, historia y las interacciones humanas que definen nuestra era digital.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *