10 consejos de diseño de folletos para impulsar tu publicidad

Diseño de folletos

La impresión de folletos es una forma estupenda de publicitar tu negocio. Recuerda que el marketing más eficaz es sencillo, asequible y fiable, y los folletos son exactamente eso. El diseño de folletos sólido será bonito, memorable y provocador. Lo más bonito es que puedes alcanzarlo y tocarlo. Nos atrae a un nivel físico. Esto ayuda a crear una conexión duradera con el consumidor, lo que convierte a los folletos en una forma eficaz de promocionar tu negocio.

Combinando una sólida artesanía, un diseño inteligente y una narración convincente, los diseños de folletos eficaces atraerán e inspirarán a la gente. Tanto si contratas a un diseñador gráfico como si lo haces tú mismo, el diseño es clave para garantizar un sólido retorno de la inversión.

En esta guía, te llevamos a través de 10 consejos de diseño de folletos para ayudarte a crear el folleto perfecto para impulsar tu negocio.

10 consejos de diseño de folletos para crear el folleto perfecto

1. La función sobre la forma

Tu folleto debe ser funcional, fácil de leer y claro.

Aunque tu folleto tiene que ser llamativo, estético y memorable, más adelante hablaremos del diseño. Ante todo, tu folleto debe ser funcional. No eres Miguel Ángel pintando la Capilla Sixtina; eres un negocio que intenta vender un producto.

Tienes que asegurarte de que tu marketing es conciso, legible y claro. Asegúrate de que el folleto tiene un aspecto profesional y cumple los requisitos básicos. Debe tener la resolución de impresión correcta y debe mostrar un conocimiento de las tendencias actuales del marketing impreso. De lo contrario, puede hacer que tu empresa parezca amateur.

Asegúrate de que la información de tu folleto es fácil de leer y se presenta sin desorden visual.

Incluso un folleto que sea creativo y único debe cumplir estos criterios básicos. Recuerda que el marketing eficaz consiste en una comunicación eficaz. Un lector de folletos tiene poco tiempo y poca capacidad de atención. Sé conciso y ve al grano.

Haz que la información esencial (por ejemplo, los datos de contacto) sea fácilmente accesible; prueba a utilizar un color llamativo, o a aumentar el tamaño de la letra a gran escala. Intenta adoptar un tono conversacional que atraiga a la gente y les haga seguir leyendo.

Si vendes un producto concreto, muestra una imagen del mismo. Puede parecer sencillo, pero la gente compra con los ojos. Ofrece al lector algo visual y tu folleto se convertirá en ventas de forma mucho más eficaz.

2. Conoce a tu público

Entender quién es tu público objetivo hará que sea mucho más fácil encontrar el diseño de folletos adecuado.

Al igual que con cualquier tipo de marketing eficaz, tienes que saber a quién quieres llegar con tu folleto:

  • ¿Quién es tu público objetivo?
  • ¿Qué les gusta y qué no, qué intereses y qué gustos tienen?
  • ¿Cómo hablan?
  • ¿Con qué se relacionan?
  • ¿Y qué va a captar su atención?

Haz primero tu investigación de mercado, y luego construye el folleto ideal teniendo en cuenta a tu lector objetivo.

Cuando decidas el tono de tu texto, debes tener en cuenta el tipo de persona que esperas que lo lea.

Si estás tratando de acceder a un nuevo mercado, el folleto debe ser pegadizo y tentador, no excesivamente insistente. Si estás consolidando un grupo de clientes ya existente, intenta conseguir un tono que sugiera una sensación de amistad, confianza y conexión personal. Utiliza siempre pronombres directos como «tú» y «tu», en lugar de palabras generalizadas como «nosotros» o «nuestro»; esto hará que tu folleto hable directamente al lector y capte su atención, haciéndole saber que es lo primero.

Si eres capaz de llegar a tu público objetivo, tus folletos serán 100% más efectivos.

3. Utiliza el espacio de forma óptima

Los folletos son pequeños, pero eso no significa que debas tratar de poner toda la información posible en ellos.

Una de las características que definen a los folletos es que son pequeños. La mayoría de los folletos se limitan a un tamaño de página estándar de A6 o tamaño A5, por lo que siempre te encontrarás con un espacio de impresión muy limitado.

+  Imprenta con tipos móviles

Teniendo esto en cuenta, vas a tener que pensar de forma creativa en cómo presentar tu diseño, para transmitir tu información clave.

Al igual que el diseño de carteles, los folletos deben utilizar el espacio con cuidado.

Una técnica estupenda para crear más espacio es la cuadriculación, es decir, dividir la página en una cuadrícula en la que cada cuadrado contenga un fragmento diferente de texto, una imagen o un logotipo. En un documento de Word, o incluso en un folleto más formal, lo normal es que organices el contenido del texto en una sola columna en la página. Sin embargo, con un folleto debes tratar de ser más experimental con el uso del espacio. Piensa en la cuadrícula. Dicho esto, dividir tu folleto en cuadrados perfectos puede parecer demasiado rígido y funcional.

Intenta utilizar secciones de tamaño irregular para que tu contenido destaque realmente en la página. Podrías tener un gran cuadrado de texto, junto a una imagen, con un pequeño cuadrado de texto debajo. O, si lo que quieres es agitar las cosas, ¿por qué no pruebas a experimentar con composiciones diagonales?

En realidad, las posibilidades de tu diseño no tienen fin, sólo tienes que asegurarte de que utilizas el espacio de forma eficaz. No permitas que tu folleto quede abarrotado o desordenado.

El diseño ideal incluye mucho contenido, pero sigue pareciendo mínimo, limpio y equilibrado.

4. Llama la atención

Una imagen visual llamativa puede captar realmente la atención de tus clientes potenciales.

Uno de los consejos más importantes para el diseño de folletos es elaborar uno que atraiga la atención de la gente y cree un fuerte impacto visual. Cuanto más llamativo sea tu folleto, más probable será que una persona lo coja o lo guarde. Tanto si te decantas por la sutileza como por la audacia, seguro que quieres evitar a toda costa la maldición de lo aburrido.

Los diseños discretos y profesionales pueden transformarse completamente de banales a brillantes con una hábil atención al color. Utiliza los colores de tu empresa para reforzar tu marca, y asegúrate de utilizar una paleta equilibrada.

Si anuncias un evento, o un producto que llama más la atención, como una noche de discoteca, una exposición o un festival, no puedes permitirte no ser llamativo. Debes impregnar tu folleto con el espíritu del propio producto.

Recibir tu folleto debe ser una experiencia, que transporte al lector al evento que ofreces y le permita imaginar cómo sería la experiencia.

Los folletos más llamativos utilizan el color de forma eficaz; una paleta de tonos complementarios y atrevidos hará que tu contenido salte de la página. Intenta equilibrar un trío de elementos llamativos:

  • Una imagen visual impactante
  • Un titular que llame la atención (con una fuente legible pero en negrita)
  • Un elemento de color (como un logotipo)

Si te ciñes a esta regla de los tres elementos, evitarás la saturación y te asegurarás de que tu folleto sea fácil de ver.

Y lo más importante, asegúrate de que tu diseño de folletos es divertido y optimista. No debe parecer demasiado serio, aunque sea corporativo. Tu principal objetivo es hacer un folleto que la gente conserve. Es mucho más probable que lo hagan si el diseño les hace sentir bien.

5. Sé guay

Si utilizas un diseño minimalista, tu folleto parecerá más profesional.

Llamar la atención no significa ser ruidoso, prepotente o necesitado. Un folleto puede ser llamativo y atractivo incluso si es discreto. A veces, un diseño de folleto más sutil puede encajar perfectamente, sobre todo si te diriges a un consumidor más recatado, inteligente o corporativo.

Apunta a una estética que sea mínima, serena y tranquila. Recuerda que menos es más, y que a veces es eficaz hacerse el duro.

Si estás anunciando un servicio corporativo o un producto con una imagen sofisticada, tu folleto debe reflejarlo.

Una estrategia de marketing eficaz puede ser la que dice «Tenemos esta gran cosa, tienes que venir a nosotros para conseguirla». Ahora imagina ese mensaje en forma de folleto; un estilo de diseño plano y discreto atraerá a tu consumidor objetivo con muy poco esfuerzo. Intenta mantener la sencillez.

Utiliza una paleta de negro, blanco y gris, y limítate a un uso cuidadoso del color; un toque de color atrevido es suficiente. Los azules, los verdes menta, los plateados, los mostazas y los lilas son innatamente atractivos y hábilmente corporativos. No querrás parecer que te esfuerzas demasiado por impresionar, así que recuerda, sé guay.

+  30 Mejores Tipos de Letras para Carteles

6. Sé amable

Añadir una foto de tus empleados sonriendo puede hacer que tu folleto parezca más amigable

Ser discreto no debe confundirse con ser distante. Quieres que tu folleto haga que tu empresa parezca encantadora, amable y accesible, y hay varias formas de conseguirlo.

En primer lugar, utiliza un tono informal y conversacional en el texto.

En segundo lugar, elige imágenes que causen una buena impresión. No subestimes el poder de un rostro humano sonriente cuando se trata de hacer que la gente se sienta a gusto. Imagina un prospecto universitario, un folleto corporativo o un anuncio de champú; están llenos de gente sonriendo. Especialmente si estás comercializando un servicio, es súper importante presentar al espectador una cara amable.

Imagina cómo saludarías a un cliente en tu oficina, y luego pon esa cara en tu folleto. Cuando interactúen con tu empresa más adelante, mantendrán la imagen de esa sonrisa en su mente, lo que les hará sentirse a gusto.

Una advertencia es que evites utilizar imágenes de archivo en los folletos (a menos que te veas obligado a ello por limitaciones presupuestarias). Muchas fotos de archivo de «empresarios sonrientes» parecen en realidad sin alma, forzadas y demasiado escenificadas. Contratar a un fotógrafo profesional puede ser caro, pero merece la pena para garantizar la autenticidad.

Además, una vez que tengas una imagen que sea verdaderamente tuya, podrás utilizarla en todos tus canales de marketing, en sitios web y redes sociales, para crear una imagen de marca duradera.

7. Fuente en el diseño de folletos

Tu tipo de letra tiene que estar en consonancia con tu marca. Para crear confianza, intenta utilizar fuentes más serias.

Uno de los consejos de diseño de folletos que más a menudo se pasan por alto es elegir el tipo de letra con cuidado. Los distintos tipos de letra tienen personalidad propia, y tienes que adaptar el tono de tu fuente a la imagen de tu marca.

Por ejemplo, si quieres parecer profesional, no utilices Comic Sans. Ese tipo de letra es bueno para los animadores infantiles, los lápices de colores y los cómics, pero no es tan bueno para eventos corporativos, productos o servicios. Si te preguntas qué tipo de letra utilizar, consulta nuestra entrada del blog sobre tipos de letras para carteles.

Normalmente es seguro recurrir a una fuente sofisticada, como la Helvética o la Times New Roman. Pero asegúrate de encontrar una fuente que sea estética, legible y limpia. No tiene por qué ser inusual.

Como regla general, te recomendamos que limites el uso de diferentes tipos de letra en el diseño de tu folleto. Dos familias de fuentes es el máximo; una suele ser suficiente. Si añades demasiadas fuentes diferentes, tu diseño empezará a parecer desordenado y confuso, perdiendo su coherencia visual. En este sentido, menos es más. Si buscas variedad visual en tu diseño, intercambia entre las versiones en negrita, cursiva y normal de la misma fuente. Es una forma estupenda de añadir énfasis y heterogeneidad, sin sacrificar la coherencia.

8. Utiliza el color para crear ambiente

A veces, menos es más. Destaca utilizando un solo color llamativo.

Como hemos mencionado, el color desempeña un papel fundamental para que tu folleto parezca más audaz y atractivo, pero… ¿Sabías que también puede afectar al estado de ánimo?

El color, posiblemente más que la elección del tipo de letra o las imágenes, es la característica más importante para crear el estado de ánimo y la personalidad del diseño de folletos.

De hecho, la psicología del color es crucial para incitar a alguien a coger o retener tu folleto, por lo que la elección del color puede hacer o deshacer un buen diseño.

Los expertos en color, Pantone, han publicado sus tendencias de color, lo que constituye una gran guía a la hora de establecer tu paleta. Según la ejecutiva de Pantone, Leatrice Eiseman, si quieres parecer «ingenioso», lo mejor es que uses azules y naranjas; es una combinación de colores que «combina tonos cálidos y fríos que no puedes evitar mirar». El amarillo es «juguetón», el rosa es «discreto» y el dorado es «sofisticado». Si esperas llegar a un público diverso, opta por los tonos rosados; «esta paleta llega y abarca muchas culturas diferentes».

+  Color marrón. Cómo hacerlo

Elegir una combinación de colores poco acertada puede alejar a los consumidores, pero la paleta correcta ayudará a que tu folleto se convierta en ventas.

Si buscas una combinación de colores clásica y probada, utiliza colores pastel; son una aplicación natural de nuestros estilos de vida y procesos de pensamiento. Elige el color con cuidado, y tendrás el control de tu estado de ánimo.

9. Conecta con lo digital

Utiliza códigos QR, cupones o herramientas como GizThis para conectar tus folletos con el mundo digital

La impresión no debe verse como el enemigo del marketing digital. De hecho, todo lo contrario: es una estrategia para aumentar las ventas a través del compromiso digital.

Las campañas de marketing más eficaces son aquellas en las que tus medios impresos y digitales están cuidadosamente coordinados, de forma que se refuerzan mutuamente y desarrollan una imagen de marca consistente.

Los folletos impresos son una forma estupenda de atraer a tu público a Internet y hacer que se comprometa con tu contenido digital.

Cuando diseñes tu folleto, recuerda incluir enlaces a Facebook, Twitter y/o Instragram, para promover tu presencia en las redes sociales.

Si quieres ser realmente experto en tecnología, lleva esto un paso más allá utilizando una herramienta como GizThis para iOS o Android, o cupones digitales. De este modo, tu folleto puede enlazar con todo tipo de contenidos exclusivos: vídeos personalizados, descargas gratuitas, WiFi gratis, descuentos online, códigos de cupones, juegos, mapas, encuestas y sitios web. Imagina la experiencia que vivirá tu consumidor: un minuto tiene en sus manos un simple folleto táctil, y al siguiente está explorando un mundo virtual de infinitas posibilidades.

Utiliza un código QR personalizado que le lleve directo a tu sitio web donde pueden ampliar la información y seguir leyendo sobre tu empresa, tus ofertas…

Conectar tu folleto con tu contenido digital es una parte esencial de tu diseño.

10. Llamada a la acción (CTA Call to action)

Añade una llamada a la acción para convertir a los lectores en clientes

Quizá uno de los consejos más básicos pero esenciales para el diseño de folletos es recordar que no estás repartiendo folletos sin motivo. Los repartes porque quieres algo a cambio. Para conseguir algo de tus clientes, necesitas una «llamada a la acción».

Ésta puede ser una orden, un imperativo o una directiva que influya en el lector no sólo para que asuma la información, sino para que actúe en consecuencia. Recuerda que un folleto no significa nada si no inspira a tu público a actuar.

Las preguntas, las tentaciones y las sugerencias son formas de pedir sutilmente a alguien que se comprometa.

CTA para la captacion de leads

Una llamada a la acción clásica es la frase «pide ahora», o «conéctate para ver». Debes tratar de dirigir a tu cliente hacia una acción muy específica, y animarle a actuar inmediatamente. Por ello, los incentivos y los descuentos suelen ser útiles para incitar a la gente a participar.

Piensa en utilizar más signos de interrogación y sé creativo en lo que respecta a los eslóganes y las frases. Sé atrevido, pero mantén la inocuidad. A la gente no le gusta que le digan lo que tiene que hacer, así que tienes que hacer que quieran actuar.

Sobre todo, el diseño de folletos debe ser tan tentador que sientan que no pueden permitirse no hacerlo.

Conclusión sobre el diseño de folletos

Un folleto bien diseñado es una forma realmente eficaz de promocionar tu negocio.

Siguiendo nuestros consejos de diseño de folletos y combinando folletos bien hechos con equipos de calle eficientes, campañas de marketing sobre el terreno y una presencia digital cuidadosamente coordinada, podrías llegar a públicos totalmente nuevos, además de consolidar los existentes.

Recuerda que, en primer lugar, el diseño de folletos debe dar prioridad a la funcionalidad. Si se lee con claridad, y se incluye el contenido, entonces has empezado con buen pie.

Después de eso, el diseño lo es todo: elige los colores con cuidado, equilibra la composición y mantén el mínimo. Los folletos más exitosos son los más atractivos.

Cuanto más tiempo tenga el espectador en la mano, más duradera y significativa será la impresión. Si creas diseños bonitos y utilizas los folletos como parte de una campaña de marketing meditada, las posibilidades de promoción son infinitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *