RGB VS CMYK

RGB VS CMYK

Diferencias entre RGB vs CMYK

¿Qué significa exactamente RGB y CMYK y cuándo deberías usar estos modos de color? Bueno, no queremos que cometas los errores comunes que la mayoría de los diseñadores cometen, así que hemos creado una guía completa de RGB vs CMYK a continuación para que sepas sus diferencias y la importancia de las mismas.

Con una fácil imagen puedes ver la diferencia de viveza entre los dos modos de color. En el RGB son posibles los colores como el azul eléctrivo (super luminoso) o el verde fosforito. Pero si usamos el CMYK es prácticamente imposible.

RGB VS CMYK

Para que veas si es importante este aspecto de RGB vs CMYK es que hasta a la hora de crear una marca debes tenerlo en cuenta.

¿De qué servirá que tu color corporativo sea azul eléctrico si tus tarjetas de visita, folletos o carpetas no podrán llevarlo? O al menos, no será nada fácil ni económico.

El modo de color RGB

RGB significa Red, Green & Blue, que en español significa: Rojo, Verde y Azul. El modo de color RGB utiliza estos colores base para formar casi cualquier otro color que puedas imaginar, ya que el rojo, el verde y el azul son colores complementarios. Esencialmente, esto significa que el modo de color RGB crea otros colores combinando (o «agregando») diferentes cantidades de rojo, verde y azul.

RGB es el modo de color que se asocia generalmente con los monitores de ordenador y otras pantallas. Los televisores LCD/LED usan el modo de color RGB, y también los anticuados televisores CRT. La mayoría de las cámaras y escáneres digitales también usan RGB.

+  ¿Dónde imprimir libros?

La razón por la que el RGB es el modo de color estándar en la mayoría de las aplicaciones es que ofrece la más amplia selección de colores. La mayoría de los programas de edición de fotos utilizan RGB como estándar (incluido Photoshop), por lo que debes ser muy cuidadoso cuando diseñes para la impresión (más sobre esto más adelante).

El modo de color CMYK

El nombre adopta las iniciales en inglés de los colores básicos: Cyan, Magenta, Yellow, and Key (black), que en español se traduce a Cián, Magenta, Amarillo y Negro. Manejando el concepto dentro del campo digital y de impresión, es un formato que se utiliza para imprimir imágenes cuando se quiere que sea a cuatro colores, siendo esta forma el modo más fiel para replicar en gráficos y material físico lo que se ve digitalmente.  

Claramente, esto funciona de una manera completamente diferente al RGB ya que las combinaciones de colores son esencialmente opuestas. Además, el CMYK trabaja con cuatro colores en lugar de tres. RGB vs CMYK, cada uno con sus ventajas según para qué lo usemos.

La razón por la que el proceso de CMYK funciona es que a medida que se agregan colores juntos, la luz es absorbida o eliminada para crear varios colores. Por ejemplo, si se añade el cian, magenta y amarillo juntos, se termina con un color marrón oscuro. Es sólo cuando se añade el color «clave» (es decir, el negro) que la cantidad total de color se elimina por completo de la imagen.

Si el resultado deseado al momento de imprimir es que luzca como en su ordenador (o lo más parecido posible), lo más conveniente es que al diseñar los archivos estos se realicen en formato de color CMYK.

+  Imprenta con tipos móviles

En pantalla los colores percibidos suelen ser formato RGB (Rojo, Verde y Azul) y para obtener una igualación de color genuina a lo que se muestra en dispositivos digitales es recomendable optar por el formato CMYK. Lo ideal es que previo a enviar cualquier archivo a la imprenta, se conviertan los colores a CMYK para obtener los colores adecuados al momento de la impresión.  De todas formas nunca podrás conseguir ver «la realidad» de este modo de color desde una pantalla.

Diseño digital RGB vs CMYK diseño para impresión

Cuando se diseña para la impresión, hay un montón de cosas que hay que considerar. Necesitas pensar en el diseño en sí mismo, el tipo de papel que vas a usar, la mejor compañía de impresión para el trabajo y también, cualquier costo asociado con el proyecto. Como ya sabes, hay otra cosa que debes agregar a esa lista: los modos de color, RGB vs CMYK, de los que hablamos anteriormente

Si estás diseñando para la web, no tienes que preocuparte por los modos de color, ya que los colores se ven bastante similares en todos los monitores de ordenador (todos son capaces de mostrar una gama de colores en el modo de color RGB). Sin embargo, es erróneo asumir que cuando diseñas para la impresión, los colores que ves en la pantalla al crear tu diseño (ya sea una tarjeta de visita, un folleto, un banner, etc.) se mantendrán fieles a la realidad cuando se imprima.

Sabemos lo importante que es conocer la diferencia entre los modos de color RGB y CMYK y también, cuando deberías o no deberías utilizarlos.

+  Imprenta como medio de comunicación

La definición de estos modos de color empieza con la teoría del color y va mucho más allá de todo lo que hemos explicado aquí, pero realmente lo que hemos descrito es lo más importante y sin duda solo con esto ya sabes más que cualquier.

Resumen RGB vs CMYK

El modo de color RGB se utiliza para diseñar la comunicación digital como los sitios web y la televisión (Se basa en tres colores, rojo, verde y azul).

El modo de color CMYK se utiliza para diseñar comunicaciones impresas como tarjetas de visita y carteles (se basa en cuatro colores, cian, magenta, amarillo y negro).

RGB: Este método comienza con el negro (la ausencia de color) y añade diferentes colores hasta llegar al blanco.

CMYK: Se llama modelo de color sustractivo porque se comienza con el blanco y se agregan colores, oscureciéndose hasta llegar al negro.

¿Qué puedo hacer para conseguir el color que quiero?

Pueden usar el código de color del pantone de su marca o el equivalente en CMYK.
Sin embargo, lamentamos decir que no hay un método 100% garantizado ya que influyen muchos factores, la temperatura y humedad, la hora de la impresión (como consecuencia, diferente humedad y temperatura), las fibras del papel (pueden estar horizontal o verticalmente, etc.

Por ejemplo, puedes imprimir unas tarjetas de visita y en la siguiente tirada, posiblemente, el color variará ligeramente. A veces ni se nota, pero puede pasar por todos los factores que hemos comentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *