Saltar al contenido

MEGA-guía para diseñar marcapáginas

La Mega-guía para diseñar marcapáginas

Los separadores de libros o marcapáginas siempre han existido como implementos especiales. En cualquier librería, tienda o abasto con utensilios de oficina, era común toparse con uno de estos objetos. Sin embargo, con el avance de la tecnología digital y la existencia de estos programas, ahora es sencillo crear uno con gustos personales.

Los marcapáginas, también llamados puntos de libro, son piezas originales para publicitar tus productos o servicios, dando además un valor añadido por su utilidad.

¡Así surgieron los marcapáginas!

El primer marcapáginas del que se tiene registro histórico apareció por primera vez con los primeros libros manuscritos que se crearon, probablemente con los primeros códices que aparecieron en Europa, Asia y África. 

Los códices fueron antiguos libros compuestos por cuadernillos en los que se redactaban manuscritos

Para entonces eran creados en materiales rígidos como hueso, madera o metal. Ya en la Edad Media, los marcapáginas dejan de ser rústicos y se parecen un poco más a los que conocemos, pues se usaban: listones de cuero, cuerdas y tiras de tela. Progresivamente, se fueron “rediseñando”, llegando a usar madera fina y papel para hacer marcapáginas, incluso se idearon marcapáginas giratorios.   

En la Edad Media se llegaron a crear marcapáginas giratorios
En la Edad Media se llegaron a crear marcapáginas giratorios

Es hasta el siglo XIX, cuando el marcapáginas se convierte en un instrumento ampliamente utilizado y comienza a parecerse más al que conocemos hoy: de papel, impreso, y usualmente con un orificio por el que se pasa un cordel.

Gracias a la publicidad y el aumento en las tasas de alfabetización, los libros se hicieron de un uso extendido, y su acompañante desde luego, el marcapáginas, se convirtió en un artículo de promoción para las empresas.

La función del marcapáginas

El marcapáginas es un objeto que, aunque parezca simple, es muy útil. Incluso puede llegar a convertirse en un “compañero” de lectura, pues donde finalices, allí lo pondrás para recordarte donde quedaste, para cuando retomes, sepas el punto exacto donde empezarás a leer.

Los marcapáginas se caracterizan por ser llamativos para que resalten y sobresalgan de las páginas
Los marcapáginas se caracterizan por ser llamativos para que resalten y sobresalgan de las páginas

Pero no se trata solo de lo útil, también los marcapáginas se caracterizan por ser bonitos y llamativos, incluso intrigantes o motivadores. La idea es que cuando lo veas quieras usarlo. Es justo por ese motivo que muchas empresas aprovechan de usar los marcapáginas como estrategia publicitaria, eso sí, no las confundas con una tarjeta de visita.

Ten presente que puedes mostrar algún producto de tu empresa o una información corta, como un mensaje o frase temática, lo que está mal es sobrecargarlo… esta no es la pieza para poner mucho texto, una imagen sobrecargada, poner ofertas y mucho menos para mostrar buena parte de tus productos ¡Deja eso para un folleto!

¿Cómo debe lucir el marcapáginas ideal?

Diseñar marcapáginas es divertido porque puedes dejar volar la imaginación
Diseñar marcapáginas es divertido porque puedes dejar volar la imaginación

Ya que la función principal del marcapáginas es darte un punto de referencia para retomar tu lectura o el punto de partida en tu diario, debe ser un elemento altamente visual.

Entre las recomendaciones por excelencia para hacer un marcapáginas podemos decirte que juegues con los colores, formas y estilos. Olvídate de ideas aburridas, mientras más creativos sean, mejor.

Hoy existen muchas herramientas para diseñar marcapáginas o separadores de libros bastante guapos y hasta personalizados. Lo mejor es que hay varias opciones de diseño a tu alcance donde podrás encontrar infinidad de plantillas, las cuales podrás editar y conseguir resultados fantásticos.

¿Cómo diseñar un marcapáginas?

Hay marcapáginas que se adaptan que se adaptan a todo tipo de empresa, intención o decoración
Hay marcapáginas que se adaptan que se adaptan a todo tipo de empresa, intención o decoración

Cuando consideras incluir los marcapáginas en tu estrategia de marketing y lograr una forma diferente de hacer publicidad, los marcapáginas pueden ser una excelente opción, pues resulta una herramienta diferente y agradable para sorprender a tus clientes, y por supuesto, hacer que te recuerden.

Te en cuenta que puedes ponerme imágenes, fotografías, mensajes, tu eslogan o cualquier elemento que desees compartir. Al ser un elemento sencillo, no puedes equivocarte, debe ser cuidadosamente diseñado.

Los aspectos más importantes a trabajar en el diseño de tu marcapáginas son el tamaño y el papel, pues si no son adecuados, tu pieza podría ser un desastre ¡Y no queremos eso!

Sobre el papel

Usualmente, el papel más usado para imprimir marcapáginas es el estucado de 300 gramos, ya que aporta la resistencia y calidad necesarias al marcapáginas, ten en cuenta que debe ser grueso, pero no tanto como una cartulina.

El papel reciclado y el papel natural no están contraindicados para tus separadores, pero lo idóneo es que sean de un material resistente y que se diferencie de las páginas.   

Aunque puedes personalizar tus marcapáginas, lo que si debes cuidar es el tamaño y el material
Aunque puedes personalizar tus marcapáginas, lo que si debes cuidar es el tamaño y el material

Sobre el tamaño

Lo más común es que al diseñar marcapáginas, las medidas utilizadas sean:

  • 5 cm x 12 cm
  • 5 cm x 21 cm
  • 5,5 cm x 14,8 cm
  • 5,2 cm x 21 cm
  • 8 cm x 21 cm

Aunque si lo deseas, puedes pedir la medida que tú quieras. La recomendación cuando hablamos de marcapáginas es que estén entre las medidas indicadas, recuerda que debe caber dentro del libro sin problemas.

Sobre el acabado

Elegir si quieres darle algún acabado especifico o no, también en importante, después de todo influirá en el look y el estilo que tendrá tu pieza. Si optas por papel natural o reciclado, no es necesario aplicarle un acabado, pero si eliges un papel estucado, un plastificado le vendría bien.

En esta parte también hay que comentar la posibilidad de darle alguna forma específica y personalizada, hay muchas opciones y poco típicas que seguramente te gustarán.

¿Qué debo incluir en un marcapáginas?

No hay una forma única para diseñar marcapáginas: incorpora fotografías, texto o cualquier otro elemento
No hay una forma única para diseñar marcapáginas: incorpora fotografías, texto o cualquier otro elemento

Los marcapáginas tienen dos partes: la parte delantera y la trasera. Como en el caso de esta pieza los costes de impresión no varían, nuestra recomendación es que aproveches ambas partes, quizá uno más cuidado que el otro si así lo deseas.

Siempre, siempre SIEMPRE, la parte delantera es la más importante y la que suele destacar, mientras que la parte trasera por lo general, lleva un breve texto informativo: una breve llamada a la acción o los datos de contacto (nombre, teléfono, página web, redes sociales, dirección y correo electrónico).

Una vez que tengas definido lo que quieres, comienza la aventura del diseño gráfico. No olvides que el marcapáginas debe llamar la atención, incluye algún elemento divertido. Lo importante que es transmita algo y eleve su función: líneas para anotar, un calendario o un elemento de esa clase.  

Formas de hacer un marcapáginas

Existen marcapáginas con formas atípicas que seguramente te gustarán
Existen marcapáginas con formas atípicas que seguramente te gustarán

En esencia, existen formas de hacer un marcapáginas: la primera es con una imagen, y la segunda, con una frase.

Marcapáginas con imagen

Cuando hablamos de marcapáginas con imágenes, hay varias posibilidades, por lo tanto, la meta es lograr que sean distintivos, si bien ser original es difícil, nunca es imposible. Algunas opciones que tienes para tus marcapáginas con imagen son:

  • Marcapáginas con fotos
  • Marcapáginas con ilustraciones y dibujos
  • Marcapáginas gráficos
  • Marcapáginas con cuadros famosos

Como verás las alternativas no son muy diferentes a como harías una postal o cualquier otra pieza publicitaria, el secreto en el caso de los marcapáginas siempre será analizar qué tipo de imagen se vería bien en vertical, recuerda que se cortan en este formato, pero además son piezas delgadas. Eligen un diseño o imagen que vaya bien para las proporciones de tu marcapáginas y al recortarlos no pierden su sentido o su magia.    

Deja volar tu creatividad, pues no se trata de poner simplemente tu logo sin darle un contexto, tampoco de poner una ilustración espectacular que no lleve tu logo o incorporar algún otro elemento decorativo solo porque sí, recuerda que los marcapáginas deben producir algún tipo de emoción en el lector que lo tendrá y verá constantemente, ese es precisamente el secreto para que funcione.  

sta es una idea atípica que va solo en la esquina y también puede funcionar para tus marcapáginas
Esta es una idea atípica que va solo en la esquina y también puede funcionar para tus marcapáginas

Marcapáginas con frase

Visualmente hablando, los marcapáginas con frases pueden parecer más complejos, teniendo en cuenta que debes elegir el tipo de letra apropiado, el color que resalte respecto al fondo, el tamaño perfecto, la ubicación… todos los elementos influyen en el resultado final. Nuestro mejor consejo es que apuestes porque sean coherentes, sencillos y transmitan justo lo que quieres.

Recuerda que los marcapáginas pueden tener un fin comercial, peo también motivador o reflexivo, dependerá de la finalidad que le quieras dar. Por lo tanto, empresas, entes gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro pueden usarlas por igual ¡El objetivo se lo das tú!      

Los mejores programas para crear tus marcapáginas

El mundo del diseño gráfico es tan amplio que existen varias opciones para crear marcapáginas personalizados. Es por eso que aquí te damos nuestra recomendación en cuanto a programas para materializarlos y separadores bonitos.

Adobe Photoshop

Photoshop siempre será la principal herramienta de edición para cualquier proyecto, así que los separadores de libros no son la excepción. Gracias a sus múltiples funciones podemos lograr efectos, incorporar logos, recrear un meme, animar cualquier imagen y prácticamente hacer realidad cualquier idea.

Este programa es muy versátil y con todo un arsenal de herramientas, si no tienes mucha práctica debes ser paciente, pero estamos seguros que lo lograrás.

Aparte de Photoshop, hay otro programa de la suite Adobe que te recomendamos y es Indesing, esta opción va muy bien si tienes experiencia previa en diseño.

Canva

Canva es una plataforma ampliamente usada en el diseño gráfico, que resulta ideal para quien tienen poca o nada de experiencia en el diseño, incluso cuando el tiempo apremia para un profesional en el área, es una alternativa perfecta para sacarte de apuros.

A la hora de hacer separadores de libro, es excelente pues cuenta una diversidad de plantillas y lo mejor es que puedes abrirlo en cualquier ordenador o disipativo, pues tiene su versión en línea y su aplicación nativa.

Es una herramienta moderna y optima para personalizar, aplica una plantilla y juega con ella para crear resultados asombrosos. La calidad no debe preocuparte, pues está a la par de Photoshop en este aspecto aun cuando no tenga todas las herramientas que caracteriza al programa profesional de Adobe.

Quizá quieras leer: 12 programas indispensables en diseño gráfico

Adobe Spark

Cuando se trata de un arca páginas, Adobe Spark es uno de los programas más recomendados, pues es muy completo y fácil de usar. Pero no solo eso, cuenta con amplia biblioteca de recursos donde puedes partir de algún diseño que te guste y adaptarlo a lo que tienes en mente.

Adobe Spark no falla cuando quieres hacer separadores de libros, tiene opciones para editar tanto de forma free como premium, si te enamora su interfaz y lo útil que es, podemos asegurarte que harás una buena inversión.    

EDIT.org

Otro programa en línea que resultará muy útil para editar, de modo free o premium, es Edit.org  pues es sencillo de usar y te permite hacer todos los ajustes que quieras. Para usarlo solo debes:

  1. Hacer clic en un diseño o irte directamente al editor
  2. Elige el diseño que se vaya acorde a lo que buscas
  3. Personaliza todos los elementos que quieras: imágenes, textos y colores
  4. Cuando tengas listo tu marcapáginas, guarda el diseño para abrirlo luego y tener tu plantilla, hazle una copia de ser necesario o descarga tu resultado, puedes elegir entre varios formatos: PNG, JPG o PDF, incluso puedes graduar la calidad de tu proyecto.
Diana Sánchez

Diana Sánchez

Como periodista y locutora, siempre he sentido una profunda conexión con las palabras y su capacidad para dar vida a historias y emociones. Mi trabajo como guionista de "episodios de la vida" me ha permitido sumergirme en las profundidades de la existencia humana, capturando reflexiones, alegrías y desafíos en cada línea. Me apasiona la lectura, y encuentro un encanto especial en las páginas en blanco, viéndolas como lienzos esperando ser llenados; sin embargo, mi verdadera pasión reside en corregir lo que parece incorregible, buscando siempre la perfección en cada relato.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *