Imprenta ¿Quién la inventó?

Imprenta ¿Quién la inventó? Johannes Gutenberg fue el inventor de la imprenta.

Johannes Gutenberg fue el inventor de la imprenta moderna tal como la conocemos hoy en día, ya que previamente existían algunos métodos de impresión más simples pero fue la imprenta de Gutenberg la que supuso una verdadera revolución.

La imprenta fue sin ninguna duda, uno de los inventos más revolucionarios de nuestra historia y supuso un gran avance en la transmisión de la cultura, ya que antes de que existiera la imprenta, los libros eran un bien escaso, ya que era escritos a mano, con todo el trabajo y esfuerzo que eso conlleva.

Si alguien quería copiar un libro, tenía que hacerlo a mano y hay que tener en cuenta que la gran mayoría de la población era analfabeta, no sabía ni leer ni escribir por lo que no era un trabajo que pudiera realizar cualquiera, de hecho, quienes se encargaban de llevar a cabo esta ardua tarea eran monjes de clausura.

Una breve biografía de Johannes Gutenberg

Johannes Gutenberg fue el inventor de la imprenta tal como la conocemos hoy en día.

Johannes Gutenberg, cuyo nombre completo es Johann Gensfleisch zur Laden zum Gutenberg, (nacido en el siglo XIV en Maguncia [Alemania] y fallecido probablemente el 3 de febrero de 1468 en Maguncia), fue un artesano e inventor alemán que creó un método de impresión con tipos móviles o de manera más sencilla, fue el inventor de la imprenta.

Se cree que los elementos de su invento incluían una aleación de metal que podía fundirse fácilmente y enfriarse rápidamente para formar tipos duraderos y reutilizables, una tinta a base de aceite que podía hacerse lo suficientemente gruesa como para adherirse bien a los tipos de metal y transferirse bien a la vitela o el papel, y una nueva prensa, probablemente adaptada de las utilizadas en la producción de vino, aceite o papel, para aplicar una presión firme y uniforme a las superficies de impresión.

Ninguna de estas características existía en la técnica europea utilizada hasta entonces para estampar letras en diversas superficies o en la impresión de bloques de madera.

La imprenta de Gutenberg fue considerada un invento que cambió la historia, haciendo que los libros fueran ampliamente accesibles e iniciando una «revolución de la información».

Durante mucho tiempo se pensó que Gutenberg también había inventado el sistema de fundición de tipos metálicos (en el que un carácter grabado en un extremo de una varilla de metal duro, el punzón, se utilizaba para hacer una impresión en una placa de metal más blando, la matriz, en la que se vertía metal fundido para formar cualquier número de piezas de tipo prácticamente idénticas).

+  ¿Qué es la encuadernación Artesanal? + 3 ideas para encuadernar tú mism@

Sin embargo, a principios de la década de 2000, un análisis asistido por ordenador de la obra impresa de Gutenberg demostró que había demasiada variación en los caracteres de un tipo determinado (por ejemplo, la letra i) para que su tipo se hubiera fundido de esa manera.

Algunos estudiosos piensan ahora que el sistema de matriz perforada surgió varios años después de la muerte de Gutenberg.

Su vida

Gutenberg era hijo de un patricio de Maguncia. La poca información que existe sobre él, aparte de que había adquirido destreza en el trabajo del metal, procede de documentos de transacciones financieras.

Exiliado de Maguncia en el curso de una amarga lucha entre los gremios de esa ciudad y los patricios, Gutenberg se trasladó a Estrasburgo (actual Estrasburgo, Francia) probablemente entre 1428 y 1430.

Los registros sitúan su presencia allí entre 1434 y 1444. Se dedicó a oficios como la talla de gemas, y también dio clases a varios alumnos.

Algunos de sus socios, que se dieron cuenta de que Gutenberg se dedicaba a trabajos que les ocultaba, insistieron en que, ya que le habían adelantado sumas considerables, se convirtieran también en socios de estas actividades. Así, en 1438 se redactó un contrato de cinco años entre él y otros tres hombres: Hans Riffe, Andreas Dritzehn y Andreas Heilmann. Contenía una cláusula por la que, en caso de fallecimiento de uno de los socios, sus herederos no debían entrar en la empresa, sino que debían ser compensados económicamente.

Invención de la imprenta

Cuando Andreas Dritzehn murió en la Navidad de 1438, sus herederos, tratando de eludir los términos del contrato, iniciaron un pleito contra Gutenberg en el que exigían ser nombrados socios. Perdieron el pleito, pero el juicio reveló que Gutenberg estaba trabajando en un nuevo invento.

Los testigos declararon que un carpintero llamado Conrad Saspach había adelantado sumas a Andreas Dritzehn para la construcción de una prensa de madera, y Hans Dünne, un orfebre, declaró que había vendido a Gutenberg, ya en 1436, 100 florines de material de impresión. Gutenberg, aparentemente en camino de completar su invención, estaba ansioso por mantener en secreto la naturaleza de la empresa

Después del 12 de marzo de 1444, las actividades de Gutenberg no están documentadas durante varios años, pero es dudoso que volviera inmediatamente a Maguncia, ya que la disputa entre patricios y gremios se había renovado en esa ciudad.

Sin embargo, en octubre de 1448, Gutenberg volvió a Maguncia para pedir más dinero, que recibió de un pariente. Al parecer, en 1450 sus experimentos de impresión habían alcanzado un grado considerable de refinamiento, ya que pudo convencer a Johann Fust, un rico financiero, de que le prestara 800 florines, una inversión de capital muy importante, para la que las herramientas y el equipo de impresión debían servir de garantía.

+  Tipografía Sons of Anarchy

Dos años más tarde, Fust invirtió otros 800 florines para asociarse a la empresa. Fust y Gutenberg acabaron por distanciarse, ya que Fust, al parecer, quería obtener un rendimiento seguro y rápido de su inversión, mientras que Gutenberg aspiraba a la perfección más que a la rapidez.

Fust ganó un pleito contra él, cuyo registro se conserva, en parte, en el llamado Helmaspergersches Notariatsinstrument (el instrumento notarial de Helmasperger), fechado el 6 de noviembre de 1455, ahora en la biblioteca de la Universidad de Göttingen. Gutenberg fue condenado a pagar a Fust la suma total de los dos préstamos y los intereses compuestos (probablemente un total de 2.020 florines).

La historiografía tradicional sugería que este acuerdo arruinó a Gutenberg, pero estudiosos más recientes sugieren que le favoreció, permitiéndole operar una imprenta a lo largo de la década de 1450 y quizás hasta la década de 1460.

Impresión de la biblia de Gutenbeg

La biblia de gutenberg es el primer libro que Gutenberg imprimió en su imprenta.

No hay razón para dudar de que la impresión de ciertos libros (werck der bucher, mencionada específicamente en el acta del juicio, se refiere a la Biblia de cuarenta y dos líneas que fue la obra maestra de Gutenberg) se completó, según los principales biógrafos de Gutenberg, a más tardar en 1455.

Se ha calculado que la venta de la Biblia de Cuarenta y Dos Líneas, por sí sola, habría producido muchas veces la suma que Gutenberg debía a Fust, y no existe ninguna explicación de por qué estos activos tangibles no se contaron entre los bienes de Gutenberg en el juicio.

Tras ganar el juicio, Fust se hizo con el control de los tipos de la Biblia y de la segunda obra maestra de Gutenberg, un salterio, y al menos con parte del resto del equipo de impresión de Gutenberg.

Siguió imprimiendo, utilizando los materiales de Gutenberg, con la ayuda de Peter Schöffer, su yerno, que había sido el empleado más hábil de Gutenberg y un testigo contra él en el juicio de 1455.

El primer libro impreso en Europa que lleva el nombre de su impresor es un magnífico salterio (libro de salmos) terminado en Maguncia el 14 de agosto de 1457, en el que figuran Johann Fust y Peter Schöffer.

El Salterio está decorado con cientos de letras iniciales bicolores y delicados bordes de pergamino que se imprimieron con una técnica muy ingeniosa basada en el entintado múltiple en un solo bloque de metal.

+  ¿Qué es el marketing de guerrilla y como lo usan las pymes?

La mayoría de los expertos coinciden en que habría sido imposible que Fust y Schöffer hubieran inventado y ejecutado por sí solos el intrincado equipo técnico necesario para llevar a cabo este proceso entre el 6 de noviembre de 1455, cuando Gutenberg perdió el control de su imprenta, y el 14 de agosto de 1457, cuando apareció el Salterio.

El genio de Gutenberg fue el responsable de las decoraciones del Salterio. En la década de 1960 se sugirió que también pudo haber tenido una mano en la creación del grabado en cobre, en el que pudo haber reconocido un método para producir matrices pictóricas a partir de las cuales fundir relieves que pudieran ser colocados con el tipo, las letras iniciales y las volutas caligráficas.

Por el momento no es más que una hipótesis, pero la absorción de Gutenberg tanto en el grabado en cobre como en las decoraciones del Salterio habría aumentado, sin duda, la impaciencia y la reivindicación de Johann Fust.

Otras impresiones solían atribuirse a Gutenberg. Sin embargo, investigaciones posteriores plantearon la posibilidad de que fueran en realidad obra de otros impresores menores; entre ellos se encuentra una Biblia de treinta y seis líneas impresa en Bamberg, un reajuste tipográfico de la Biblia de cuarenta y dos líneas.

Se atribuye al propio Gutenberg un Türkenkalender, una advertencia contra el peligro inminente de invasión turca tras la caída de Constantinopla en 1453, impreso en diciembre de 1454 para su uso en 1455, algunas cartas de indulgencia y algunas gramáticas escolares. La identidad del impresor de un Missale Speciale Constantiense aún no se ha establecido, pero probablemente fue producido hacia 1473 en Basilea, Suiza.

En enero de 1465 el arzobispo de Maguncia pensionó a Gutenberg, dándole una medida anual de grano, vino y ropa y eximiéndole de ciertos impuestos. Su situación económica en sus últimos años ha sido debatida, pero probablemente no era indigente.

¿Cómo funcionaba la imprenta de Gutenberg?

Si tienes curiosidad por conocer el funcionamiento de la imprenta que inventó Johaness Gutenberg, echa un vistazo a este vídeo en el que puedes ver con claridad cuál es el proceso de impresión.

El vídeo está inglés, pero no es necesario entender el inglés, ya que visualmente queda muy claro todo el funcionamiento.

Si quieres conocer más acerca de la imprenta y los distintos tipos de impresión existentes, echa un vistazo a nuestra sección de impresión en la que te detallamos con claridad algunos de los procesos que se realizan en el mundo de la imprenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *