Plegado en zig zag ¿Qué es?

Plegado en zig zag también llamado acordeon.

Vamos a hablar del plegado en zig zag

Uno de los acabados de impresión más comunes que se pueden ver es el plegado. El plegado es un procedimiento que suele realizarse después de la impresión y el corte. Se realiza mediante unos dispositivos especiales denominados plegadoras, que doblan el material fuera de línea o en línea, según el plan preestablecido y el diseño.

El plegado en zig zag o plegado en Z es un método de plegado de documentos que utiliza dos pliegues paralelos para crear seis paneles de igual tamaño: tres paneles en cada lado del papel.

Los dos pliegues se hacen en direcciones opuestas, lo que forma una figura que se asemeja a la letra Z.

El método de plegado en zig zag se utiliza habitualmente para productos de imprenta como cartas, folletos y panfletos.

El plegado en zig zag se denomina a veces plegado en acordeón de 3 paneles o plegado en zig-zag de 3 paneles.

¿Qué otros tipos de plegado existen además del plegado en zig zag?

Cuando se trata de pliegues, hay tres parámetros principales: dónde se dobla el papel, la dirección del pliegue y el número de veces que se dobla.

Naturalmente, esto da lugar a un gran número de posibilidades y permutaciones.

Dependiendo del tipo de pliegue que se elija, puede tener haya que acortar la anchura de las páginas que se doblan hacia dentro en el proceso de diseño.

A continuación te describimos brevemente alguno de los métodos de plegado más comunes que existen, para que te familiarices con ellos.

Plegado simple o en cruz

Diptico plegado simple
Pliegue simple o en cruz

El pliegue simple también se denomina pliegue en cruz. Es realmente el tipo de plegado más sencillo: la hoja se dobla en un lugar exactamente una vez, dando como resultado un producto final con cuatro páginas (dos exteriores y dos interiores).

+  ¿Qué es el hendido del papel en la imprenta?

Por ejemplo, si necesita un folleto de cuatro páginas en formato A5, se imprime una hoja A4 y se dobla en el centro en paralelo a los lados más cortos.

Al contrario que el pliegue en zig zag, es más simple y con 4 caras impresas en lugar de 6.

Pliegue tipo puerta

Plegado de tipo puerta para folletos.
Plegado tipo puerta

El pliegue en forma de puerta debe su nombre al hecho de que funciona como una puerta. La hoja se dobla dos veces en paralelo a los lados más cortos, de modo que los bordes de las dos solapas se unen casi, pero no del todo, en el centro sin superponerse.

Para obtener los mejores resultados, si trabaja con un formato de 150 milímetros, debe hacer que la sección central tenga 76 mm de ancho, mientras que las dos solapas juntas suman 76 milímetros menos dos, es decir, 74 mm (37 mm cada una).

Consejo: los pliegues en forma de puerta son ideales para folletos publicitarios de todo tipo y especialmente adecuados si quieres presentar una sorpresa o dar al lector la sensación de que está desenvolviendo algo.

Respecto al plegado en zig zag, suele el resultado que se obtienen son 8 caras de distinto tamaño.

Plegado envolvente

Folleto con plegado envolvente
Plegado envolvente

El plegado en rollo, también conocido como tríptico (en su versión más sencilla) o plegado en barril, se utiliza habitualmente para folletos publicitarios de varias páginas.

Para crear el popular tríptico, el pliego se dobla dos veces hacia dentro: una por cada lado, dividiéndolo en tres secciones de aproximadamente la misma anchura y dando como resultado seis páginas. También se puede doblar tres o cuatro veces (dando como resultado un pliegue envolvente y un pliegue en barril con ocho y diez páginas respectivamente).

+  ¿Qué es el gofrado? Todo lo que necesitas saber (2021)

Al preparar los datos de impresión para un pliegue de este tipo, hay que saber qué páginas estarán en el interior. La razón es que tienen que ser ligeramente más estrechas que las demás páginas, ya que, de lo contrario, el papel se doblaría al plegarse, haciendo que el producto final fuera bastante antiestético.

Cuantas más páginas haya, y sobre todo cuantas más páginas se doblen hacia dentro, más estrechas deberán ser.

Imaginemos el pliego plano y desplegado de un folleto trilateral de seis páginas. La parte superior contiene las páginas cinco, seis y una. La página de la izquierda, es decir, la número cinco, es la que se doblará primero hacia dentro y, por tanto, debe ser algo más estrecha. La recomendación general es reducir su anchura en unos dos milímetros.

Si trabajamos con hojas A4 para crear un folleto en formato DL, hay que restar 3 milímetros, lo que dará como resultado una anchura de 97 mm para la página estrecha y de 100 mm para las otras dos.

Para hacer un flyer de ocho páginas mediante pliegue envolvente, se dobla desde el borde izquierdo hacia la derecha hasta el centro de la hoja, luego la parte doblada hacia la derecha de nuevo en el centro y, por último, la solapa derecha hacia la izquierda sobre las otras páginas. La primera página de la izquierda debe ser cuatro milímetros más estrecha y la segunda de la izquierda dos milímetros más estrecha.

Sugerencia: Se pueden incluso colocar hojas sueltas dentro de un folleto con pliegue envolvente ya que es poco probable que se caigan.

+  ¿Qué es el plastificado en la imprenta? Todo lo que necesitas saber

Se diferencia del plegado en zig zag en la dirección en la que se realizan los pliegues, aunque tanto el plegado en zig zag como envolvente se utilizan para producir folletos con el mismo número de caras.

¿Qué consideraciones hay que tener en cuenta a la hora de realizar un plegado en zig zag o de cualquier otro tipo?

Si vas a realizar un plegado en zig zag en un tipo de papel papel más pesado , es una buena idea marcarlo antes de realizar los pliegues. Esto evita que las fibras del papel y/o la tinta de impresión se rompan y creen un borde áspero y poco elegante.

El rayado (también conocido como hendido) se realiza con una cuchilla giratoria que comprime el material a lo largo de una línea como preparación para el plegado.

Se recomienda para papeles con un peso igual o superior a unos 170 gsm. El ranurado, por el contrario, es más laborioso, ya que implica quitar un poco de papel para evitar que la tinta se salga.

No se aconseja el ranurado para papeles que pesen menos de 300 g/m2. Si tiene alguna duda, no dude en preguntar.

¿Quieres conocer otro tipo de acabados aparte del plegado en zig zag? Visita nuestra sección de acabados, donde podrás descubrir un gran número de formas de hacer únicos tus trabajos de impresión, ya que hoy en día, es necesario que tus productos de impresión destaquen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *