Saltar al contenido

Las Mejores Películas de Disney Pixar

Selección de las mejores películas de Disney Pixar de animación en 3D.

Pixar es famoso por sus películas de animación, siempre sorprendentes y sentidas, pero ¿cómo se clasifican entre sí de peor a mejor?

Esta es la clasificación de algunos de los clásicos del catálogo de Pixar tras el estreno de Luca. Desde sus humildes comienzos en Lucasfilm hasta ser considerada una de las principales empresas de animación del mundo, el viaje de Pixar ha sido tan difícil e inspirador como las aventuras de sus protagonistas en CG.

Tras pasar por los cortometrajes y los efectos especiales, fue el lanzamiento en 1995 de Toy Story, el primer largometraje de animación por ordenador del mundo, el que puso a Pixar en el camino de la grandeza. A partir de ahí, Pixar se convirtió en una pieza fundamental del engranaje de Walt Disney, generando una franquicia de éxito tras otra en un camino repleto de éxitos de taquilla y aclamación de la crítica.

El último lanzamiento de Pixar es Luca, una historia de monstruos marinos que se convierten en humanos en la Riviera italiana. Típicamente emotiva, bellamente animada y rebosante de diversión veraniega, Luca recibió un estreno Disney+ debido al impacto del COVID-19 en las salas de cine.

Las críticas han sido algo mixtas hacia el pequeño Luca Parugo, y mientras el curioso anfibio se asienta en su lugar en el panteón cinematográfico de Pixar, vale la pena revisar exactamente el lugar que ocupa cada estreno.

Toy Story es la primera película que lanzó Disney pixar y una de las más queridas por el público.

Se puede señalar el drama familiar de Los Increíbles, la inteligencia de Inside Out o la maravilla de Buscando a Nemo, y en las tres ocasiones estaría absolutamente justificado. Pero a la hora de hablar de la mejor película que ha salido de las salas sagradas de Pixar, es imposible mirar más allá de la primera salida de la compañía. Con su rudimentaria animación CG y una serie de secuelas, es demasiado fácil olvidar lo vital, vibrante y revolucionaria que era Toy Story cuando se estrenó en 1995.

En una industria en la que la tecnología avanza constantemente, el hecho de que el argumento, el mundo y los personajes se mantengan igual de bien casi 30 años después es una prueba del éxito de Toy Story.

Cada fotograma está repleto de humor, detalles, intriga y significado, e incluso después de interminables revisiones, los fans pueden seguir encontrando algo nuevo cada vez que vuelven. Puede que Pixar haya hecho películas más atractivas, más inteligentes, más divertidas y más ambiciosas, pero antes de todo eso, hizo Toy Story.

Toy Story 3 se desarrolla en una guardería y es la tercera entrega de la famosa película de Pixar.

Y luego lo volvieron a hacer. Más de una década después de la épica batalla de Rex contra el emperador Zurg y del poco ceremonioso archivo de Woody, muchos se preguntaban si Pixar podría conjurar la misma magia en una tercera Toy Story. Lee Unkrich y la pandilla respondieron a esas preocupaciones modernizando el ADN de Toy Story.

Respetuosamente progresista, Toy Story 3 es la conclusión natural de la historia de la habitación de Andy, con el propio niño abandonando finalmente su casa para ir a la universidad.

Mientras Woody intenta mantener a sus amigos unidos y evitar una crisis existencial, el escenario de la guardería Sunnyside de Toy Story 3 (junto con su villano oso Lotso) es un golpe de genio que demostró que Toy Story tenía más gasolina en el tanque de lo que algunos le daban crédito, incluso llegando a superar al original. Hasta la vista, compañero.

Toy Story 2 se centra en el rescate del vaquero Woody.

La producción de Toy Story 2 fue de todo menos tranquila, pero en medio de las discusiones con Disney y la casi eliminación de dos años de trabajo, nació un verdadero clásico -de animación o no-. Estar a la altura del Toy Story original siempre ha sido una tarea ardua, pero Toy Story 2 supera el reto de forma majestuosa.

Cada uno de los nuevos personajes se siente como en casa entre el elenco existente, la animación ha mejorado enormemente (por ejemplo la secuencia de restauración de Woody) y la historia evoluciona de forma natural y consciente. Toy Story 2 también inició la tradición de Pixar de golpear al público directamente en los sentimientos gracias a la historia de Jessie, una escena en la que todavía no podemos pensar sin que se nos pongan los ojos en blanco.

Aparte de El Padrino y Regreso al Futuro, es difícil recordar una secuela que haya igualado la grandeza de su predecesora con tanto garbo.

Del Revés es una película de Pixar con un significado profundo acerca de la psicología y las emociones.

Pixar dio sentimientos a los juguetes, a los peces, a los monstruos y a los coches; sólo era cuestión de tiempo que diera sentimientos a los sentimientos. Del Revés es una obra maestra moderna que encierra todo lo que caracteriza a Pixar, sin dejar de moverse en direcciones inesperadas y atrevidas, y pocas exploraciones de la mente humana ponen de relieve la salud mental de forma tan sensible (y tan entretenida).

Gran parte de la acción tiene lugar en la cabeza de Riley, con todas sus emociones y recuerdos representados por divertidos sprites de dibujos animados, que cuentan una historia de madurez desde la perspectiva más cercana posible. Inside Out representa maravillosamente el poder de la animación como forma de arte, no sólo por la asombrosa hazaña visual de trazar el cerebro de Riley o el elenco de personajes, bien dotados y con voces expertas, sino también como reflejo de cómo se procesan, manejan y perciben las emociones en el mundo real.

A pesar de la escasez de diálogos, Wall-e es una de las mejores películas de Disney Pixar.

Aunque Pixar es conocida por su ambición, lanzar una superproducción con casi cero diálogos debió provocar escalofríos en Disney. Andrew Stanton lo sabía mejor, y WALL-E se abrió paso hasta nuestros corazones.

La atención a los detalles y los magníficos escenarios futuristas no se parecen a nada que se haya visto antes en la gran pantalla. ¿Quién habría imaginado que la destreza de animación de Pixar podría extenderse a la ciencia ficción postapocalíptica con tanta facilidad?

La silenciosa historia de amor de WALL-E y EVE, transmitida únicamente a través del movimiento y los ruidos, muestra la belleza en la simplicidad, y el comentario social sobre la cultura del consumo añade un toque de bienvenida a lo que, de otro modo, podría haber sido un insulso romance espacial. WALL-E fue una película como nunca antes se había visto, pero ese pequeño robot dejó una gran huella en Hollywood.

Los increíbles es una familia de superhéroes creada por Disney Pixar.

Si Los Increíbles 2 no obtuvo el nivel de aclamación esperado, es sólo porque tenía mucho que superar. La película de superhéroes de Brad Bird de 2004 triunfó en todos los niveles, situándose no sólo entre las mejores de Pixar, sino también codeándose con las mejores de Marvel y DC.

El superpoder de Los Increíbles es su tono auténtico, que logra ir más allá de la animación para describir la vida familiar mejor que la gran mayoría de los cómics de acción real.

Los Increíbles también añadió otra cuerda al arco de Pixar, tanto en términos de acción como, sobre todo, de personajes principales humanos. Anteriormente, el estudio sólo había proyectado características humanas en animales, objetos o monstruos, pero la familia Parr demostró que el CG de Pixar podía crear personajes humanos con una amplia gama de emociones y expresiones.

UP es sin ninguna duda, una de las más emotivas películas del estudio Pixar.

La infame secuencia de apertura de Up es Pixar en pocas palabras: personajes entrañables que están animados maravillosamente y que te hacen llorar al final. El resto de la película tampoco está mal. Siguiendo a Carl, un anciano, a Russell, un joven demasiado entusiasta, y a Dug, un perro parlanchín, Up une a las generaciones demostrando que los jubilados pueden tener más en común con los «niños de hoy en día» de lo que cualquiera podría pensar.

Una historia poco convencional sobre el dolor y el propósito, los coloridos globos del póster delatan lo emocionalmente potente que puede ser Up, recordando las obras del Studio Ghibli en su tono efervescente y su naturaleza caprichosa.

Buscando a Nemo es la entrañable película de Pixar en la que un padre busca a su hijo, Nemo, un pez payaso.

¿Quién iba a decir que buscar un pez podía ser tan divertido? Pixar es famoso por su atractivo para todas las edades, y aunque Buscando a Nemo está claramente dirigida a los más pequeños, el éxito de 2003 captura la maravilla del océano como ninguna otra película de animación desde La Sirenita.

En un vacío de azul infinito, Buscando a Nemo acentúa sus personajes, con una de las mejores alineaciones de Pixar, desde Crush, la tortuga drogada, hasta Bruce, el tiburón vegetariano.

Algunos de los chistes pueden resultar juveniles para el espectador adulto, pero Buscando a Nemo lo compensa enmarcando parcialmente la narración desde la perspectiva del padre sobreprotector de Nemo.

Buscando a Nemo representó la siguiente etapa de la evolución de Pixar, posiblemente el mayor salto desde Toy Story, y consolidó la posición del estudio en la cúspide de la animación occidental. Si bien la secuela de 2016 y el remake de Liam Neeson no pudieron estar a la altura, el atractivo de Buscando a Nemo es tan duradero como la propia marea.

Monstruos S.A es una de las mejores premisas desde Toy Story.

Si Pixar es el rey de los conceptos, Monstruos, S.A. fue la mejor premisa del estudio desde Toy Story. Aprovechando los miedos de todos los niños, Mike y Sulley existen en un entorno hilarantemente real en el que asustar a los niños es una tarea cotidiana de 9 a 5.

Los personajes, perfectamente compenetrados, tienen espacio para moverse, y la despedida entre Sulley y Boo es uno de los momentos más desgarradores de Pixar.

En el fondo, Monstruos, S.A. es una historia de dos especies diversas que se desprenden de sus respectivos prejuicios, pero el hecho de abordar un tema de peso no significa que no se pueda disfrutar de un sinfín de diversión en el camino. Al fin y al cabo, es cuando Pixar da lo mejor de sí.

La animación puede parecer básica para los estándares modernos, pero Monstruos, S.A. sigue teniendo un gran impacto visual con su ecléctica gama de diseños de monstruos y el vertiginoso clímax de la cinta transportadora.

Coco es una película de PIxar ambientada en el Día de Muertos de México.

Soul no era la primera vez que Pixar intentaba mezclar muerte y música: Coco lo consiguió tres años antes. Cambiando la estética del jazz por la de la cultura mexicana, Coco rivaliza con cualquiera de los clásicos de Pixar en términos de CG impresionante, canciones memorables y una historia desgarradora con un atractivo atemporal.

Protagonizada por un joven aspirante a músico que persigue los sueños que su familia se niega a apoyar, Coco sigue la angustiosa huida de Miguel de la Tierra de los Muertos y su búsqueda de respuestas ancestrales. Coco no es perfecta ni mucho menos, pero la sinceridad de su mundo y de sus personajes tapa las grietas, animando al público a ser indulgente a la luz de los muchos encantos de la película.

Ratatouille es una película de Disney Pixar en la que el protagonista es un ratón con grandes dotes para la cocina.

De todas las ideas locas que han surgido de la sede de Pixar en California, un chef controlado por una rata debe haber sido la más difícil de vender. Un concepto refrescante a pequeña escala, Remy es un chef con talento y una paleta mucho más sofisticada que la de un habitante de las alcantarillas. Por desgracia, los trabajos de cocina son difíciles de conseguir en París, y más aún para los roedores.

Sin embargo, al esconderse bajo el gorro de Linguini, Remy cumple sus ambiciones culinarias en una encantadora animación que infunde cuidadosamente las payasadas de los restaurantes con una historia muy relacionada con la aceptación, la pasión y la individualidad.

A pesar de ser un asunto más tranquilo de lo que los habituales de Pixar podrían estar acostumbrados, Ratatouille nunca se alarga ni decae, y nunca se pliega a las convenciones de los dibujos animados. El mejor testimonio del éxito de Ratatouille es que por cada experto en comida que adora la película, hay diez más que se inspiraron para cocinar por primera vez.

Toy Story 4 es la última película de la saga de Pixar, Toy Story.

El final perfecto de Toy Story 3 hizo que pocos esperaran (o quisieran) una cuarta visita a esta icónica franquicia. Disney y Pixar tenían otras ideas, y Toy Story 4 aterrizó en 2019.

Por un lado, Toy Story 4 sigue incluyendo todos los ingredientes esenciales de Toy Story. Los gags caen de forma consistente, y la ambientación de la feria amplía limpiamente el universo de los juguetes a través de muñecos espeluznantes, juguetes perdidos y… ¿utensilios de plástico?

El regreso de Annie Potts como una Bo Peep endurecida es un material inspirado, y marca un retorno muy bienvenido para el pastor que empuña el bastón. Aun así, Toy Story 4 se siente más como una historia secundaria que como un verdadero cuarto capítulo de la serie, más cercano al estilo de los cortos animados Toy Story of Terror y Toy Story That Time Forgot.

Conciliar el final de Toy Story 3 con la trama de la cuarta película es más complicado de lo que debería, y el controvertido Forky carece del encanto que mostraron desde el principio los anteriores novatos, como Jessie y Ken.

Soul es la película más profunda y compleja de las creadas por Disney Pixar. Trata temas como el sentido de la vida y el más allá.

Soul, el segundo proyecto de Pixar que se estrena durante la era COVID, y el primero que se estrena exclusivamente en Disney+, reúne a los inusuales compañeros de cama de la música jazz y la vida después de la muerte. Esta inconformista combinación se apoya en una maravillosa partitura de Trent Reznor y Atticus Ross, dos nombres que no se asocian inmediatamente con el género del jazz.

Aclamada por muchos como la prueba de que Pixar no había perdido su toque en 2020, Soul es ambiciosa, original e inspiradora a partes iguales, tocando todas las notas conmovedoras que los fans esperan. Aunque el ritmo decae un poco, el verdadero escollo de Soul ha sido la crítica a su protagonista negro.

Muchos han afirmado que Joe Gardner no es una representación completa de un hombre negro y que podría haber hecho mucho más para evitar los estereotipos raciales.

Bichos narra la historia de un grupo de pequeños bichos que tienen que combatir a los saltamontes.

Uno de los primeros esfuerzos de Pixar sigue siendo válido, a pesar de no compartir el estatus de clásico de sus contemporáneos. La segunda entrega de Pixar, que se inspira en Los siete samuráis, confirmó que el nuevo estudio no era una maravilla de un solo éxito y, más aún que Toy Story, estableció los principios básicos de Pixar que siguen siendo válidos hoy en día.

Todo en esta aventura microscópica atrae tanto al niño que llevas dentro como al que está sentado a tu lado en el cine, con personajes sinceros que luchan contra un mal peligroso.

Es un juego y una diversión espeluznante que no rehúye los temas maduros, y aunque el estreno tan pronto después de Antz probablemente no era lo ideal, La vida de los bichos sigue siendo una entrada infravalorada en el mundo de Pixar.

Luca es una de las últimas películas lanzada por el estudio de Disney Pixar, inspirada en Italia.

Luca, el último tapiz surgido del telar cinematográfico de Pixar, contiene algunos de los mejores efectos visuales que el estudio ha animado jamás, representando con la misma belleza la Italia bañada por el sol y el reino submarino de los monstruos marinos.

Estrenada en el verano de 2021, Luca capta con éxito el espíritu de los niños pequeños que exploran durante las vacaciones de clima cálido, defendiendo los valores de la curiosidad, la amistad y la igualdad.

A diferencia de Monstruos University y El viaje de Arlo, la mayor crítica a Luca es la falta de profundidad, una capa que podría haber elevado un atractivo y atractivo juego a un clásico memorable que el público puede volver a ver una y otra vez, como un buen recuerdo de verano.

Los Increíbles dos es la secuela de la familia de superhéroes creada por Disney Pixar.

La secuela más esperada de Pixar, Los Increíbles 2, generó unas expectativas ridículas pero, a pesar de la expectación inicial, la continuación no fue tan buena como la original de Brad Bird de 2004. A diferencia de otras franquicias de Pixar,

Los Increíbles 2 no se basa en el valor del nombre ni en la repetición de viejos temas, sino que presenta un montón de ideas frescas y nuevos giros en el estilo de vida de los superhéroes de la familia Parr. Jack-Jack es una delicia, y el hábil equilibrio del original entre la acción del cómic y el drama familiar se mantiene. Sin embargo, es revelador que los llamamientos a Los Increíbles 3 se hayan silenciado.

La secuela de superhéroes no consigue desarrollar a su antagonista con la misma eficacia que el clásico Síndrome de la primera película, y hay un inevitable aire de disminución de los beneficios exacerbado por el largo intervalo entre películas.

Brave es la primera película de Disney Pixar que cuenta con una protagonista femenina.

A Pixar le costó 13 películas antes de que alguien se diera cuenta de que una protagonista femenina podía ser una buena idea, pero Brave no sólo se adentra en un territorio inexplorado y diverso, sino que es un raro ejemplo de cómo el estudio emplea un escenario histórico.

Mérida es, con razón, el corazón de Brave, y su impacto en la marca Disney sigue siendo visible casi una década después.

Aunque la princesa escocesa es sin duda el punto culminante de Brave, el ambiente de cuento de hadas de la película supone un cambio refrescante, mientras que la dinámica familiar de Mérida se presenta bajo una luz nada directa con la que muchos espectadores pueden sentirse identificados (aparte de la parte del oso). El ritmo de Brave no lleva al clímax que Mérida merecía, pero es una historia cautivadora.

Onward es un universo fantástico creado por Disney Pixar.

Cuando Pixar decidió centrarse únicamente en historias originales a raíz de Toy Story 4, muchos aplaudieron la integridad artística. Onward fue la primera de estas producciones, y tuvo la mala suerte de estrenarse en marzo de 2020. Obviamente, COVID-19 tuvo un profundo efecto en la taquilla de Onward, pero las primeras reacciones durante el corto recorrido de la película en los cines ya parecían decepcionantes.

Ambientada en un mundo de magia y fantasía, Onward está protagonizada por Chris Pratt y Tom Holland en el papel de dos hermanos que buscan revivir a su padre fallecido durante un solo día.

La química entre sus personajes sustenta toda la película, y los elevados temas de Onward se tratan de forma típicamente edificante pero sensible. Onward no consigue enganchar al espectador en todas las fases del viaje, pero sigue siendo una digna adición al canon de Pixar que podría haberse apreciado más sin una pandemia.

Buscando a Dory es la segunda película de buscando a Nemo en la que se narra la historia de Dory.

Al igual que Monstruos University, Buscando a Dory no era la secuela que los fans estaban pidiendo, y aunque Pixar merece el crédito por al menos tratar de evitar la previsibilidad, esa falta de interés inicial obstaculiza una búsqueda de Dory por lo demás fuerte.

Centrada en el amnésico pez azul, Buscando a Dory tiene éxito donde muchas secuelas de Pixar no lo tienen, acercándose peligrosamente a igualar el impacto emocional y la sensación de asombro que el público sintió al experimentar Buscando a Nemo por primera vez.

El hecho de que la historia de Buscando a Dory funcione de forma aislada es una gran ventaja, y las revelaciones de la memoria de Dory, notoriamente poco fiable, funcionan tan bien como cualquier cosa de la primera película. Sigue existiendo la sensación de que «Buscando a Dory» no era necesaria, pero intenta decírselo a Disney, que recaudó más de mil millones de dólares en taquilla.

El viaje de Arlo es uno de los grandes fracasos del estudio de Disney Pixar.

Si la serie Cars es el primer fracaso de la crítica de Pixar, El viaje de Arlo es el primer fracaso de taquilla del estudio. A decir verdad, El viaje de Arlo no es ni mucho menos tan mala como sugieren sus cifras.

Basada en el intrigante concepto de la Tierra si los dinosaurios nunca se hubieran extinguido, la ejecución sólida pero no espectacular de El viaje de Arlo es tan culpable de su fracaso comercial como el mal marketing.

Mientras que los fans de Pixar están acostumbrados a las capas narrativas y a la resonancia emocional, esta historia prehistórica sólo ofrece una muestra de lo que el estudio es capaz de hacer: perfectamente disfrutable en el momento, pero sin dejar nunca una huella en los corazones y las mentes del público.

Aunque El viaje de Arlo aporta algunas ideas ambiciosas, las posibilidades de una secuela se esfumaron rápidamente.

Monstruos University es la precuela de la película Monstruos S.A, pero no fue muy bien acogida por el público.

La esperada continuación de Monstruos, S.A. adopta la forma de una precuela ambientada en los años universitarios de Mike Wazowski y James P. Sullivan.

Aunque esta no era necesariamente una historia que los fans estuvieran deseando ver, Monstruos University saca el máximo provecho de su situación y saca un montón de travesuras cómicas de la rivalidad temprana de Mike y Sulley. Sin embargo, más allá de la explicación de cómo se conocieron, Monstruos University aporta poco a la primera película, jugando a lo seguro y confiando en el amor que el público siente por los personajes.

Por otro lado, el entorno universitario de Monstruos University amplía con éxito el mundo de las bestias peludas de Pixar, y el encanto original de Mike y Sulley sigue siendo misericordiosamente fructífero. Una buena película lastrada por la grandeza descarada de su predecesora.

La saga de Cars es la franquicia de Disney Pixar peor valorada.

No es ningún secreto que las secuelas de Pixar rara vez están a la altura de sus respectivos originales, pero es muy raro que una franquicia entera no guste. Un paso adelante, Cars – la única serie de Pixar que no ha producido una sola salida universalmente amada.

Después de dar vida a juguetes, bichos, peces y monstruos, los automóviles eran el siguiente objetivo lógico para antropomorfizar, pero es aquí donde comienzan los problemas comunes de Cars: una trama poco convincente, un atractivo limitado y un estilo que supera la sustancia.

Si bien estos problemas definirían las secuelas posteriores, el original de Cars tiene suficiente talento en su gran reparto e intriga en su asombrosa premisa para superar la línea. Puede que Cars resuene más profundamente que sus sucesoras, pero sigue careciendo del peso cinematográfico de casi todo lo que lleva la etiqueta de Pixar.

Cars 2 es la secuela de la película protagonizada por el coche de carraeras RAyo Mcqueen.

Cuando Cars 2 es la peor película que ha hecho un estudio, debe estar haciendo algo bien. La secuela de la franquicia de automóviles parlantes de Pixar es perfectamente útil como un dibujo animado brillante y descarado que los jóvenes devorarán con gusto. Sin embargo, un Rayo McQueen que se ha puesto en marcha se estanca y balbucea ante los estándares habituales de Pixar.

A falta de la magia que otras franquicias rezuman sin esfuerzo, Cars 2 pide a gritos el ingenio y el atractivo universal por los que Pixar es conocido, contentándose con centrarse directamente en las carreras frenéticas mientras los personajes y la narración de la historia quedan en segundo plano.

Cars 2 se cita a menudo como el momento más cínico de Pixar: una secuela que no era necesaria, y que hizo mucho dinero a pesar de su calidad.

Cartel de Cars 3, la saga protagonizada por coches animados creada por Pixar.

Al menos no es Cars 2. El deshonor de la película más débil de Pixar es una foto-finish entre las secuelas de Cars, con la tercera de la serie superando por poco a su predecesora. Haciendo frente a las críticas con las que se topó Cars 2, Cars 3 reaviva los elementos de la historia cuando el alegre corredor rojo de Owen Wilson se da cuenta de que sus días de gloria podrían haber terminado.

Esta premisa lleva a Cars 3 a una curva más interesante que se presta bien al talento de Pixar para contar historias emotivas. Sin embargo, sigue siendo una película de Cars, es decir, acción automovilística desenfadada y visualmente agradable que rara vez se aventura fuera de su carril. Que la segunda peor película de Pixar sea sólo mediocre dice mucho del resto de su producción.

Si eres fan de las películas de Disney, tenemos para ti algunos artículos que pueden resultarte interesantes.

nv-author-image

Graduado en psicología y aficionado a la guitarra flamenca y los juegos de mesa. Me gusta escribir sobre psicología, marketing, historia y mitología en The Color Blog.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.