La metáfora publicitaria

¿Quieres hacer que tu mensaje publicitario sea más atractivo y profundo? La metáfora publicitaria es una de las herramientas de las que disponen los publicistas para hacer que el mensaje de tu marca capte más fácilmente la atención de tu audiencia.

Los profesionales del marketing llevan décadas utilizando metáforas para aumentar el atractivo de los productos y servicios mediante palabras y frases sencillas, memorables y eficaces.

¿Qué es una metáfora?

Una metáfora es una figura retórica que describe un objeto o una acción de una manera que no es literalmente cierta, pero que ayuda a explicar una idea o hacer una comparación.

Por ejemplo, si le dices a alguien «Eres un rayo de sol» no significa que creas que la persona se ha convertido literal y físicamente en un rayo de sol, sino que tiene sus cualidades positivas, como proporcionar luz, calor o los sentimientos positivos que suele aportar la luz del sol.

Algunos ejemplos de metáfora son «Redbull te da alas» o «Coca Cola, la chispa de la vida»

Las metáforas se utilizan para ampliar hacer más atractivas y ricas nuestras palabras.

¿Cuál de las siguientes frases crees que llamará más la atención? «Nuestro caramelo sabe bien» o «Nuestro caramelo sabe a arco iris».

Las metáforas también se utilizan para animar la escritura o el discurso y captar la atención del lector o del oyente.

Esto puede evitar que los textos de audio o de publicidad se vuelvan monótonos y aburridos, provocando que tu audiencia pierda interés.

¿Qué es un símil o comparación?

Los símiles son muy parecidos a las metáforas, pero no son tan ingeniosos ni poéticos.

Abordan la similitud pero no asignan todas las cualidades positivas directamente al producto o servicio ni dejan nada a la imaginación.

Los símiles son comparaciones que utilizan el «como»

Por ejemplo, en lugar de decir: «Eres un rayo de sol», dirías: «Eres como un rayo de sol». Aunque estas frases pueden parecer iguales, el símil se queda un poco corto en su elogio, comparado con la metáfora.

+  Diferencias entre papel estucado y no estucado

¿Qué es una analogía?

Las analogías son similares a las metáforas y a los símiles, pero sus comparaciones son más elaboradas a la hora de exponer sus argumentos.

Por ejemplo, podrías decir: «Probar el refresco XYZ por primera vez es como salir disparado de un cañón hacia una tormenta de viento». Esta analogía no compara el refresco XYZ con salir disparado de un cañón hacia una tormenta de viento, sino que iguala la sensación de tomar dicho refresco a la de salir disparado de un cañón hacia una tormenta de viento.

Algunas analogías publicitarias son visuales, como la de Apple, que utiliza un hombre joven y moderno con un cartel que dice «Soy un Mac» para representar a los Macs, mientras que utiliza un hombre más tonto y con menos gracia con un cartel que dice «Soy un PC» para representar a los PCs.

7 Ejemplos de analogías y metáforas publicitarias para tus campañas de marketing

Las analogías y las metáforas son métodos populares de narración que simplifican ideas complejas y las impregnan de significado. Ayudan a que tus anuncios, artículos e historias cobren vida

Las metáforas constituyen la esencia de nuestro «paisaje mental». Nos ayudan a describir lo que pensamos, sentimos, oímos, decimos y hacemos de una manera más profunda, rica e impactante.

Las metáforas también ayudan a impulsar los comportamientos humanos y dan color a nuestro mundo.

En su libro Marketing Metaphoria, de Gerald Zaltman y Lindsay Zaltman, describe cómo las «metáforas profundas» pueden ayudar a los profesionales del marketing a comprender mejor a su público

Hay metáforas universales que abarcan países, culturas, idiomas y dialectos. Gerald Zaltman las llama los siete gigantes:

Equilibrio: La idea de mantener las cosas «como deben ser». La gente habla del equilibrio de muchas maneras. Tu dieta puede estar «desequilibrada». Puede que te esfuerces por conseguir el «equilibrio entre el trabajo y la vida». El equilibrio incluye lo físico, lo mental, lo social, lo psicológico o incluso lo estético.


Transformación: La transformación implica cambiar de estado o de condición. Es la oruga que se transforma en mariposa. La transformación tiene que ver con el cambio, y podemos buscarlo conscientemente o evitarlo.

+  Qué es una imagen vectorizada y cómo crearla


Viaje: El viaje es una idea central y puede ser físico, social o psicológico. Tu carrera es un viaje, y podrías estar «atascado», «saltando posiciones» o trabajando «hacia la jubilación». Robert Frost dijo: «Dos caminos se bifurcaban en el bosque, y yo tomé el menos transitado».


Recipiente: Los contenedores mantienen las cosas dentro como el Tupperware, o las mantienen fuera como un foso alrededor de un castillo. El debate sobre la privacidad en torno a las redes sociales e Internet es un ejemplo de metáfora de contenedor. Valoramos nuestra privacidad y nos preocupa quién tiene acceso a ella.


Conexión: Las conexiones son personales. Expresamos la propiedad de nuestras cosas. Por ejemplo, «amo mi coche». También expresamos desconexión o pérdida cuando alguien cercano fallece. La conexión nos hace pensar en el matrimonio, los hijos, la marcha de los niños a la universidad y en dar y recibir regalos.


Recursos: Necesitamos recursos para sobrevivir: comida, agua, aire, incluso el amor de una madre. Tu smartphone es un recurso. La gente suele decir que «se siente desnuda sin él». Tenemos mentores que son una «fuente de conocimiento». Los recursos son las cosas que necesitamos.


Control: El control puede ser la más visceral de las metáforas profundas. Como humanos anhelamos el control y nos sentimos muy incómodos cuando lo perdemos. La gente puede sentirse «impotente» cuando se enfrenta a un mal jefe. Tenemos leyes y moral para ayudarnos a establecer el control. Cuando las cosas van bien podría decirse que estamos en «piloto automático».

Como explica Zaltman en su libro Marketing Metaphoria: «Las metáforas profundas son formas duraderas de percibir las cosas, dar sentido a lo que encontramos y guiar nuestras acciones posteriores».

Las siete metáforas profundas son los componentes básicos de la metáfora publicitaria.

La marca Coca-Cola se basa en la metáfora profunda de la transformación. La Coca-Cola te transforma. Te da energía y te refresca. Coca-Cola da vida a su metáfora de marca con campañas como «Destapa la felicidad» o «La chispa de la vida»

Coca-Cola señala a los consumidores que su marca proporciona energía y vitalidad, que transformará tu vida para mejor.

+  8 consejos para diseñar un Roll Up efectivo

La metáfora publicitaria visual

Se calcula que el cerebro humano procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto. Además, cuando el texto se combina con imágenes, la comprensión aumenta hasta un 89%.

Suena fascinante, ¿verdad? Estarás entonces de acuerdo en que la comunicación visual puede impulsar tu publicidad.

A veces, para crear una reacción más fuerte, los anunciantes van un paso más allá y emparejan múltiples elementos visuales para crear una imagen metafórica.

Por lo tanto, si quieres destacar en tu sector y dejar una impresión duradera en tu público objetivo, necesitas hacer algo más que un anuncio visual básico.

Una metáfora visual puede ayudarte a tener éxito cuando quieras transmitir un mensaje sencillo pero potente de forma creativa.

¿Qué es una metáfora visual? Es una representación creativa de un concepto, persona, lugar, cosa o idea a través de una imagen que utiliza la analogía o la asociación.

Todos tenemos diversos sistemas de creencias y percibimos el mundo de una manera determinada.

Por ello, podemos dar sentido a las metáforas visuales.

Con la ayuda de las imágenes metafóricas, puedes crear nuevas imágenes que abran la realidad de su público y den sentido a lo familiar.

Ahora que ya sabes qué es una metáfora visual, aquí tienes unos cuantos consejos prácticos para crear un anuncio que destaque.

Cómo crear metáforas publicitarias visuales

  • En primer lugar, piensa en el mensaje principal que quieres transmitir a través de tu imagen y anota las palabras más importantes. Digamos que quieres representar a una persona que siempre está con la cabeza en las nubes.
  • Haz una lluvia de ideas sobre los posibles elementos familiares que puedes utilizar para ilustrar el mensaje, pero ten cuidado de no dejar a tu público completamente desconcertado. En este ejemplo, los elementos familiares están representados por una persona y las nubes.
  • Dibuja unos cuantos bocetos combinando esos elementos para ver cómo pueden encajar para transmitir tu mensaje. Para este paso, puedes sustituir la cabeza de la persona por las nubes.
  • Para saber si tu mensaje es efectivo, muestra tu anuncio a varias personas para que te de su opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *