Saltar al contenido

El Logo de Ethereum. Todo lo que necesitas saber

El logo de Ethereum.

El logo de Ethereum se diseñó poco antes del lanzamiento de Ethereum. Antes de eso, no hubo ni ideas tentativas ni preparación preliminar. Uno de los fundadores de Ethereum se limitó a dibujar el logotipo utilizando la aplicación Texture.

El logotipo original de Ethereum estaba formado por un par de caracteres ∑ girados 45 grados a cada lado. Por lo tanto, la figura se asemejaba a un diamante y se utilizó en la fase inicial del desarrollo del producto y sólo se dio a conocer durante la fase de implementación. Entonces se celebró un concurso especial, del que los propietarios eligieron la variante modernizada del logotipo original.

La identidad visual de Ethereum es una figura en forma de diamante que consta de seis triángulos: cuatro triángulos por encima de dos triángulos en la parte inferior. Gracias a la combinación de colores que crean las sombras y al estricto diseño, el símbolo parece tridimensional y se asemeja a una pirámide con diferentes caras y cuatro aristas.

Hay un espacio vacío entre los cuatro superiores y los dos triángulos inferiores que conforman el logotipo de Ethereum. No hay una explicación oficial para ello, pero se cree que el emblema es un poliedro que simboliza muchas posibilidades, incluso cuando no parecen estar ahí.

La historia de Ethereum

Aunque Ethereum fue fundado por varias personas, el primero en explicar la idea que hay detrás de Ethereum fue Vitalik Buterin en noviembre de 2013. Tras el trabajo inicial de Buterin, otros cerebros se unieron en diferentes capacidades para ayudar a hacer realidad la visión.

Entre los cofundadores de Ethereum se encuentran Vitalik Buterin, Jeffrey Wilcke, Antonio Di Iorio, Amir Chetrit, Joseph Lubin, Mihai Alisie, Gavin Wood y Charles Hoskinson.

A principios de 2014, Ethereum comenzó a hacerse popular cuando Buterin presentó al público la idea del proyecto de blockchain en una convención de Bitcoin en Miami, Florida. Más tarde, ese mismo año, el proyecto recibió financiación a través de una oferta inicial de monedas, vendiendo monedas ETH por valor de millones de dólares. Se vendieron monedas ETH por valor de 18 millones de dólares, compradas a través de Bitcoin.

Aunque era posible comprar monedas ETH en 2014, Ethereum no se puso en marcha antes del 30 de julio de 2015. Esto significa que los compradores de ETH se vieron obligados a esperar hasta el lanzamiento de la blockchain de Ethereum para poder utilizar o mover su ETH.

¿Qué es Ethereum?

Moneda con el logo de Ethereum.

Ethereum es una de las criptodivisas más populares en la actualidad junto con Bitcoin. Ethereum es la creación de ocho personas y fue fundada en 2015. Mientras que la plataforma o criptodivisa se conoce como Ethereum, la unidad individual se conoce como Ether.

Ethereum se ejecuta en un libro de contabilidad distribuido o red informática descentralizada conocida como blockchain, que rastrea y gestiona la moneda. En otras palabras, un blockchain es como un recibo continuo de todas y cada una de las transacciones que se han realizado en la criptodivisa. Cada ordenador de la red verificará las transacciones y mantendrá la integridad de los datos.

Esta red informática descentralizada es una de las razones por las que la gente adora las criptodivisas como Ethereum. Los usuarios también pueden enviar y recibir dinero sin tener que utilizar un intermediario central como un banco, por lo que la ausencia de un intermediario significa que Ethereum es casi autónomo. Además, Ethereum permite a los usuarios realizar transacciones de forma prácticamente anónima, incluso cuando la transacción está disponible para todos en la cadena de bloques.

Aunque todo el campo de la criptodivisa se describe en términos de moneda, puede ser mejor considerar la criptodivisa como un token que se puede gastar para un propósito particular facilitado por Ethereum. Por ejemplo, la compra y venta de artículos o el envío de dinero son facilitados por Ethereum. Pero Ethereum hace mucho más que eso porque también puede facilitar los contratos inteligentes así como otras aplicaciones.

¿Cómo funciona Ethereum?

Como todas las criptomonedas, Ethereum funciona en una red de cadenas de bloques, que es una red de libros de contabilidad distribuidos o descentralizados en los que se verifican y registran todas las transacciones.

Una red blockchain es un libro de contabilidad distribuido porque todos los que utilizan la red Ethereum tienen la misma copia del libro de contabilidad, lo que les permite ver todas las transacciones anteriores. Por otra parte, una red de cadenas de bloques está descentralizada porque la red no está gestionada ni dirigida por ninguna parte centralizada, sino que está dirigida por todos con un libro de contabilidad distribuido.

Las transacciones de blockchain emplean criptografía para asegurar la red y verificar las transacciones. Los usuarios utilizan ordenadores para resolver complejas ecuaciones matemáticas (también llamadas «minas») que confirman todas las transacciones de la red y añaden nuevos bloques a la red, que es el centro del sistema. Los usuarios de Ethereum reciben tokens de criptomoneda en forma de Ether (ETH).

Al igual que el Bitcoin, el Ether puede utilizarse para vender y comprar bienes y servicios. Su precio también se ha disparado en los últimos tiempos, lo que la convierte en una buena inversión especulativa. Pero Ethereum es bastante único porque los usuarios pueden desarrollar aplicaciones que funcionen a través de él de la misma manera que el software se ejecuta en los ordenadores. Estas aplicaciones pueden realizar complejas transacciones financieras o transferir y almacenar datos personales.

La evolución de Ethereum

Los fundadores de Ethereum fueron algunos de los primeros en considerar la posibilidad de utilizar la tecnología blockchain para algo más que asegurar el comercio de moneda digital. Su unidad de criptomoneda ETH se creó principalmente como medio de pago para las aplicaciones creadas en la plataforma.

La invulnerabilidad de Ethereum a los fisgones y piratas informáticos en línea ha creado la posibilidad de almacenar información privada, desde sistemas de votación hasta registros sanitarios. Su dependencia de la criptomoneda dio a los programadores la posibilidad de desarrollar y comercializar aplicaciones empresariales y juegos en la red.

Ethereum 2.0

En mayo de 2021, Ethereum era la segunda moneda virtual más grande del mundo, solo por detrás de Bitcoin. En 2018, el número de Ethers en circulación era de más de 100 millones.

A diferencia de Bitcoin, el número de Ethers que se pueden crear es ilimitado.

Ethereum está pasando actualmente por una actualización largamente esperada llamada Ethereum 2.0, que tiene como objetivo permitir que la red escale al mismo tiempo que soluciona los problemas de congestión que en el pasado la han ralentizado. De hecho, un juego conocido como CrypoKitties retrasó por sí solo las transacciones en la red en 2017.

Las ambiciones de Ethereum son más amplias que las de Bitcoin. Su objetivo es albergar todo tipo de aplicaciones que puedan almacenar información de forma segura.

The Hard Fork

Aunque una blockchain puede ser inmune a los ataques de los hackers, esto no significa que estos no hayan probado suerte. En 2016, un actor rencoroso robó más de 50 millones de dólares en Ether que estaban destinados a un proyecto conocido como The DAO, un montón de contratos inteligentes desarrollados por otra persona. Se culpó a un desarrollador ajeno del exitoso asalto.

La comunidad de Ethereum optó por deshacer el robo mediante un «hard fork», cancelando la blockchain de Ethereum existente y creando otra. La original se llama Ethereum Classic.

Ethereum vs Bitcoin

Aunque Ethereum y Bitcoin comparten muchas similitudes, también existen notables diferencias entre ellos, entre otras:

  • Ethereum comercia de varias maneras, incluyendo la máquina virtual de Ethereum, los contratos inteligentes y la criptodivisa, mientras que Bitcoin solo comercia en criptodivisa.
  • Ethereum utiliza protocolos de seguridad diferentes a los de Bitcoin. Mientras que Bitcoin utiliza el sistema de «prueba de trabajo», Ethereum utiliza el método de «prueba de participación».
  • Mientras que Ethereum permite tanto las transacciones no autorizadas como las autorizadas, Bitcoin sólo permite las transacciones públicas (no autorizadas o a prueba de censura).
  • En general, Ethereum tiene un tiempo de bloqueo significativamente menor que Bitcoin: 12 segundos en lugar de 10 minutos. Esto significa más confirmaciones de bloque, lo que permite a los usuarios de Ethereum confirmar más bloques y obtener más Ether.
  • Para 2021, se estima que sólo se habrá minado el 50% de las monedas Ether (más de 90 millones de tokens). En cambio, la mayoría de los Bitcoins ya han sido minados (sólo hay 21 millones de tokens en circulación).
  • Los mineros (ordenadores) que ejecutan la plataforma Bitcoin y verifican las transacciones obtienen recompensas. Esencialmente, el primer ordenador que resuelve cada nuevo bloque recibe una fracción de un Bitcoin o Bitcoins como recompensa. Por otro lado, Ethereum no ofrece recompensas por bloque, sino que permite a los mineros recibir una tarifa por transacción.

Los pros y contras de Ethereum

Pros:

  • Red grande y existente. Ethereum tiene una enorme y devota comunidad global, así como el mayor ecosistema de criptodivisas y blockchain.
  • Sin intermediarios. La red descentralizada de Ethereum permite a los usuarios evitar los intermediarios, como los bancos que facilitan las transacciones financieras, los abogados que redactan e interpretan los contratos o los alojamientos web de terceros.
  • Innovación constante: Una enorme comunidad de desarrolladores busca continuamente nuevas formas de mejorar Ethereum y crear nuevas aplicaciones. Debido a la popularidad de Ethereum, a menudo es la red blockchain elegida para aplicaciones descentralizadas existentes, nuevas y a veces arriesgadas.
  • Gran variedad de funciones: Además de actuar como moneda virtual, Ethereum también puede ayudar a procesar otros tipos de transacciones financieras, almacenar información para aplicaciones de terceros y ejecutar contratos inteligentes.

Contras:

  • Los desarrolladores tienen una empinada curva de aprendizaje. Ethereum puede ser difícil de aprender para los desarrolladores al dejar el procesamiento centralizado para las redes descentralizadas.
  • Posibilidad de inflación de criptomonedas: Aunque Ethereum libera un máximo de 18 millones de Ethers cada año, no hay límite en el número de monedas Ethereum que pueden ser liberadas. Esto puede significar que invertir en Ethereum es más parecido a invertir en dólares, y puede que no se revalorice tan fácilmente como Bitcoin, que tiene un límite de por vida en el número de monedas que se pueden liberar.
  • Aumento de los costes de transacción. La creciente popularidad de Ethereum ha provocado un aumento de los costes de las transacciones. También llamado «gas», las tarifas de transacción de Ethereum alcanzaron un máximo histórico de 23 dólares por transacción a principios de 2021, lo que es una buena noticia para quienes ganan dinero como mineros y no tan buena para quienes intentan acceder a la red. A diferencia de Bitcoin, que recompensa a los verificadores de transacciones, los que participan en una transacción de Ethereum están obligados a pagar la tarifa.
  • Futuro incierto. Ethereum sigue mejorando y evolucionando, y el continuo desarrollo de la versión 2 de Ethereum promete una mayor eficiencia y nuevas funciones. Sin embargo, esta importante actualización de la red está provocando incertidumbre en las aplicaciones y transacciones que se utilizan actualmente.

El futuro de Ethereum

Ethereum es uno de los principales actores del sector de las criptomonedas, como demuestran la amplia gama de soluciones desarrolladas en la cadena de bloques y su segunda mayor capitalización de mercado.

Sin embargo, la red ha tenido problemas de escalabilidad. Su transición a Ethereum 2.0 pretende solucionar estos problemas. La transición tardará algún tiempo en funcionar, así que sólo el tiempo dirá si los resultados son buenos o no.

Elementos de diseño del logo de Ethereum

Fuente: El logotipo de Ethereum wordmark está representado en la fuente Roboto sans-serif, que Google creó para la aplicación de Android. Aunque el wordmark parece una simbología clásica, no se usa mucho y sólo se utiliza para las aplicaciones.

Color: El logotipo de Ethereum tiene otros logotipos diseñados específicamente para los servicios regionales. Se dibujan en diferentes colores, dependiendo del color de la bandera de un país. Sin embargo, también hay versiones alternativas que retratan los lazos culturales generales.

Aun así, los colores básicos del logotipo de Ethereum son el negro, el blanco y el gris con distintos niveles de transparencia. El triángulo más oscuro es el central de la derecha, mientras que el central de la izquierda es más claro y parece gris oscuro.

Otros dos triángulos son de color gris claro. Debido a esta combinación de tonos, surge la imagen visual de un par de conos con una plataforma blanca común, con uno de ellos invertido (al revés).

El logotipo de Ethereum está escrito en gris oscuro. Además, la marca denominativa «Powered by Ethereum» está escrita en dorado.

nv-author-image

Graduado en psicología y aficionado a la guitarra flamenca y los juegos de mesa. Me gusta escribir sobre psicología, marketing, historia y mitología en The Color Blog.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.