Saltar al contenido

El Dios Odín. Mitología Nórdica

El dios Odín es uno de los más importantes en la mitología nórdica.

Odín era un Dios muy venerado por los antiguos nórdicos.

En la mitología germánica y nórdica, Odín era el dios principal. Era hijo de Bor y Bestla y adquirió fama sobre todo por la admiración de los vikingos.

Durante los siglos VIII y IX, era conocido como el dios supremo. Los vikingos admiraban el amor del dios por la batalla y llegó a ser conocido como el «padre de los muertos», al tiempo que demostraba la importancia de la guerra.

Aunque alcanzó la fama en la mitología germánica, en la mitología nórdica se le asoció con el conocimiento, la hechicería, la curación, la muerte, la batalla, la poesía y el alfabeto rúnico. Era el gobernante de los Aesir, un grupo de dioses. Desempeñó un papel central en muchos mitos relacionados con la creación y la destrucción del mundo.

Odín era conocido por su afición a provocar conflictos y cambios de poder. Por ejemplo, ayudó a un rey danés llamado Harald en las tácticas de guerra y le ayudó a conseguir la victoria durante años. Pero en la batalla final, Odín tomó el lugar del enemigo de Harald y lo conquistó.

Aunque Odín era conocido por su afición al engaño, la violencia y la guerra, también poseía muchas cualidades admirables. Era el dios más sabio y demostró varias veces que sacrificaría cualquier cosa, incluso a sí mismo, por más conocimiento.

Odín fue el destinatario de muchos sacrificios humanos, especialmente de aquellos que eran de la realeza, nobles o de ejércitos enemigos. Los sacrificios solían completarse con una lanza, un lazo o ambos.

Se desconocen los orígenes exactos de Odín, pero muchos creen que se trata de un concepto evolucionado basado en un dios proto-nórdico que se ha pasado por alto.

Se desconoce el nombre de este dios, que habría sido adorado durante el Período de la Migración, pero se especula que su ortografía es cercana a la de Odín, como Wodin. Tyr era el rey original de los dioses.

Pero Odín, que tenía funciones similares a las de Zeus y el dios celta Lugh, asumiría rápidamente el cargo. Debido a esta transición de poder, muchos se preguntan si la batalla entre las dos tribus de dioses, los Vanir y los Aesir, es más simbólica de lo que parece a primera vista.

Existen un gran número de mitos y leyendas alrededor de Odín.

Hay muchos mitos, tanto de origen nórdico como germánico, que cuentan la vida de Odín. Originalmente fueron transmitidos oralmente por los poetas. Cuando los nórdicos se encontraron con los cristianos, adoptaron el alfabeto romano. Fue entonces cuando comenzaron a escribir las historias.

La tradición de transmitir las historias oralmente se extinguió y la gente comenzó a confiar en las versiones escritas de los cuentos. Algunas son las siguientes.

El mito del ojo perdido de Odín

Odín estaba dispuesto a pagar cualquier precio por la sabiduría y siempre buscaba nuevas búsquedas. Quería comprender los misterios de la vida y responder a todas las preguntas. En una ocasión, se dirigió al Pozo de Mimir, también conocido como el Pozo de Urd.

Se encontraba entre las raíces del árbol del mundo y era el hogar de Mimir, una criatura oscura y sombría cuyo conocimiento no podía ser igualado por nadie. Mimir había adquirido sus conocimientos bebiendo agua del pozo.

Odín quería beber del pozo y le pidió permiso a Mimir. Mimir accedió, pero sólo si Odín le daba uno de sus ojos. Se desconoce cuánto tiempo pasó después de esta petición, o si Odín debatió o discutió con Mimir, pero finalmente se sacó uno de sus ojos y lo dejó caer directamente en el pozo frente a Mimir.

Una vez completada la tarea, Mimir tomó su cuerno y lo sumergió en el pozo, recuperando un gran trago del agua encantada. Odín bebió del cuerno y recibió la sabiduría que contenía.

El autosacrificio de Odín

He aquí otro mito sobre la búsqueda de la sabiduría infinita por parte de Odín. Se sacrificó «a sí mismo» colgándose de Yggdrasil, el árbol del mundo. Luego se clavó una lanza en el costado y permaneció allí durante nueve noches y nueve días.

No recibió comida ni agua durante esta exhibición. Al final de todo, recibió las runas, nombre dado al antiguo alfabeto cargado de magia de los germanos. Se decía que contenía muchos de los secretos de la existencia. En los mitos escritos, la siguiente cita es pronunciada por Odín después de recibir las runas.

Odín engaña a un gigante

Un día, el lado competitivo de Odín le llevó a desafiar al más sabio de todos los gigantes de la tierra. Retó al gigante a un concurso de conocimientos. El premio era feroz. El ganador recibiría la cabeza del perdedor. Gracias a sus conocimientos, Odín ganó el concurso preguntando a su oponente algo que sólo Odín podía saber. Su naturaleza competitiva era más fuerte que su moral. Reclamó su premio y regresó a casa.

Odín y sus hijos en la mitología nórdica.

Odín era hijo de Bor y Bestla. Tuvo muchos otros nombres, incluyendo Alfather y Alfadir, ambos significando su reputación como padre de los dioses.

Estaba casado con Frigg, que fue la madre de Balder, Hod y Hermod. Odín engendró a Thor con una diosa llamada Jord y a Vider con una giganta llamada Grid.

Se ha descrito que Odín tiene un solo ojo y una larga barba. En las representaciones artísticas, lleva una lanza llamada Gungnir y viste una capa y un sombrero.

Normalmente le siguen sus compañeros animales, lobos llamados Geri y Freki y cuervos llamados Huginn y Muninn. También tenía un caballo llamado Sleipnir que podía volar y tenía ocho patas. Montaba a Sleipnir por el cielo y hacia el inframundo.

El símbolo más reconocido del dios es el triple cuerno de Odín. Consiste en tres cuernos para beber, todos entrelazados, y es un símbolo común de la fe Asatru.

El símbolo es un homenaje a los cuernos mencionados en las historias mitológicas de Odín y por su uso en los rituales tradicionales nórdicos de brindis.

Varios de los mitos de Odín implican su búsqueda de un hidromiel mágico elaborado con la sangre de un dios, que bebería de su cuerno.

nv-author-image

Graduado en psicología y aficionado a la guitarra flamenca y los juegos de mesa. Me gusta escribir sobre psicología, marketing, historia y mitología en The Color Blog.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.