Diferencias entre papel reciclado y papel ecológico

Una de las preguntas más frecuentes en el mundo de la impresión es sin duda si el papel ecológico es lo mismo que el papel reciclado.

Hoy escribimos este artículo para diferenciar estos dos tipos de papeles y mostrarte todas las diferencias que existen entre ellos ya que existe una gran confusión.

En los últimos años, el uso del papel ecológico está en auge debido a la creciente preocupación medioambiental en la que vivimos actualmente. Las empresas que se preocupan por la sostenibilidad de nuestro planeta ya lo utilizan, y tú, ¿a qué esperas?

¿Qué es el papel ecológico?

Se reconoce como papel ecológico aquel que resulta de un proceso de fabricación en el que se ha tenido en cuenta el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad. Este tipo de fabricación busca minimizar los recursos utilizados, como el agua o la energía eléctrica o térmica, y los residuos generados para reducir el impacto ambiental.

Se siguen buenas prácticas en todo el proceso de producción, por ejemplo; en el caso del blanqueo tradicional del papel, se utilizan elementos contaminantes, como el cloro, a diferencia del papel ecológico, que utiliza otros blanqueadores menos dañinos, como el oxígeno.

¿Qué es el papel reciclado?

Este tipo de papel se define como todo aquel que procede de fibras de celulosa ya utilizadas anteriormente. No es necesario cortar ningún árbol para fabricar papel reciclado, sino que surge del uso de papel existente que ya no es útil en su forma original.

Este papel de desecho puede provenir de antes de llegar al consumidor y ser utilizado, como restos, o residuos ya utilizados por los consumidores. El papel reciclado puede ser ecológico o no, dependiendo del tipo de proceso utilizado para fabricar el papel original.

+  Ejemplo campaña publicitaria exitosa

Si quieres conocer en profundidad todas las características del papel reciclado, echa un vistazo a nuestro artículo

¿Qué diferencias existen entre el papel reciclado y el ecológico?

Una vez explicados en detalle los dos tipos de papel, vamos a mostrar una serie de diferencias que existen entre ellos para que tengas más fácil la elección si vas a escoger alguno de estos dos tipos de papel para tu próximo proyecto de impresión.

Materia prima

El papel ecológico puede proceder de celulosa certificada, de origen forestal, que debe proceder de bosques controlados de crecimiento rápido. Estas plantaciones están legalmente certificadas, por lo que garantizan una gestión adecuada según las normas ambientales, sociales y económicas acordadas. Este papel también puede proceder de residuos contaminantes, la opción más sostenible; ropa de algodón, café, maíz, yute o limoncillo.

En cambio, el papel reciclado procede de fibras de celulosa recuperadas de otros papeles o cartones que pueden no haber seguido un proceso de fabricación sostenible, por lo que no tiene por qué ser ecológico.

Proceso de elaboración

El papel reciclado puede proceder de un proceso de recuperación y de un papel original de fabricación no contaminante, por lo que lo convertiría en un papel ecológico. Pero si no, sería un papel menos contaminante que el tradicional pero no un papel ecológico.

El papel ecológico, como hemos mencionado antes, debe seguir siempre un proceso de fabricación no contaminante en el que no se utilicen productos químicos ni determinados blanqueadores.

Impacto medioambiental

La diferencia más importante entre estos dos tipos de papel es el impacto medioambiental que generan. Por un lado, el papel ecológico deja un impacto ambiental mínimo gracias a la sustitución de elementos altamente contaminantes.

+  Mejores fuentes y tipografías para Halloween

Por otro lado, el papel reciclado, al pasar por dos procesos de fabricación diferentes, tiene un alto grado de impacto ambiental que es perjudicial para nuestro planeta.

5 alternativas al papel tradicional para evitar la deforestación

Papel de bagazo

El bagazo es el residuo que queda después de extraer el jugo de la caña de azúcar. Los restos triturados contienen un 45% de celulosa, un 28% de pentosanos, un 20% de lignina, un 5% de azúcar y un 2% de minerales. Este alto porcentaje de celulosa lo convierte en un material fibroso viable para la industria del papel.

En la actualidad, el bagazo se utiliza ampliamente para fabricar diversos productos comerciales. El material es ideal para su uso tras el proceso de despojamiento (eliminación de la parte de la médula del tallo). La pulpa puede utilizarse para fabricar periódicos, papeles de imprenta, tejidos, cajas de embalaje, etc.

Papel de bambú

Aunque el papel de bambú también se fabrica directamente de la planta, es una fuente muy renovable. La planta de bambú prospera en una mezcla de tierra agotada, y puede cultivarse fácilmente para reponer gradualmente el suelo.

Al igual que la pasta de madera, los productos fabricados con bambú pueden reciclarse fácilmente. La calidad del papel de bambú también es comparable a la de la pulpa de madera en términos de resistencia, brillo e imprimibilidad.

Las aplicaciones del papel de bambú son variadas. El papel blanqueado puede utilizarse para fabricar papel para la mecanografía y la impresión offset, mientras que el papel sin blanquear puede utilizarse para fabricar embalajes.

Papel de kenaf

La planta del kenaf se cultiva habitualmente en Sudamérica y en algunas zonas de Italia. La fibra que se obtiene de la planta es similar a la de las coníferas, por lo que es adecuada para su uso generalizado y sirve como alternativa a la madera.

+  Imprenta con tipos móviles

La fibra es bastante duradera y tiene propiedades que la hacen adecuada para construir edificios ecológicos. De hecho, la planta también repone el suelo en el que crece, aireándolo y repeliendo las malas hierbas. Además, el material es 100% reciclable.

El kenaf se utiliza ampliamente como alternativa al papel y se considera el siguiente en la lista, después de la pasta de madera. En la época prehistórica, también se utilizaba para fabricar ropa.

Papel piedra

Aunque el nombre suene contradictorio, el papel piedra se fabrica con carbonato de calcio unido a una pequeña cantidad de resina de polietileno de alta densidad.

También conocido como papel piedra, el material es bastante duradero pero no es biodegradable. Sin embargo, es fotodegradable y compostable. El papel se puede reciclar y volver a convertirlo en el mismo papel rico en minerales.

El papel funciona bien con impresoras de tinta sólida y de chorro de tinta, pero no demasiado bien con impresoras láser de alta temperatura. Gracias a su compatibilidad con la tinta, tiene una amplia gama de usos y puede utilizarse para fabricar artículos de papelería, libros, revistas, papeles pintados, envases, etc.

Papel de algodón

El papel de algodón es una opción relativamente cara en comparación con el resto. La mayoría de las veces, sólo se imprimen documentos importantes con este material. Se fabrica utilizando línteres o trapos de algodón como material principal. En términos de resistencia y durabilidad, el papel de algodón domina a los productos de pasta de madera.

Existen diferentes grados de papel de algodón y su uso se basa en la calidad. El grado más alto puede durar más de 100 años, por lo que se suele utilizar para imprimir documentos importantes, como tesis y copias de disertaciones. En la mayoría de los países, este papel se utiliza para imprimir billetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *