Saltar al contenido

Consejos para dibujar en blanco y negro

¡Nada de aburrido! Dibujar en blanco y negro es un estilo y una técnica maravillosa que te permitirá iniciarte en el arte o especializarte con esta forma de expresión monocromática.

La magia del blanco y negro recae mucho en como trabajes la oscuridad y la luz, lograrlo no es fácil pero tampoco imposible, es de mucha práctica, pero una vez que dominas los trucos que te contaremos aquí, te podemos asegurar que tus imágenes van a destacar.

Pierde el miedo a dibujar en blanco y negro, recuerda que los expertos no nacen, se hacen y aquí aprenderás a destacar ya sea haciendo un boceto, un retrato, un paisaje o cualquier otro elemento que se te ocurra.

Aprende a dibujar en blanco y negro  

Comúnmente, cuando estás aprendiendo a dibujar, los primeros pasos en este tipo de arte es usar simplemente lápiz y, en ocasiones, carboncillo, es decir que dibujar en blanco y negro es el punto de partida para todo artista.

Principalmente, tener los lápices adecuados es esencial, pues junto a la imaginación, el lápiz es el punto de partida. La hojas, lienzos o bloc de dibujo es un básico, pero la magia sin duda la hacen los lápices, aunque uses otros materiales para dar más detalles a tu obra.      

¿Qué necesitas para dibujar en blanco y negro?

De acuerdo al efecto que desees, necesitarás un lápiz o un set de lápices, especialmente cuando ya eres un profesional en dibujar o estás preparándote para serlo, pues hay diferentes lápices que permiten dar mayor profundidad, luz, sombra o difuminar.

Para empezar a trabajar en tu técnica y tu arte en dibujar en blanco y negro, necesitas tener los instrumentos necesarios, desde los más elementales hasta aquellos más osados: lápices, tizas, carboncillo, rotuladores, acuarela… todos son muy compatibles para lograr imágenes fantásticas en blanco y negro.

Hacer tu boceto con lápiz te permitirá evitar errores durante el proceso de dibujar en blanco y negro

De acuerdo a tus necesidades, tener más materiales será un apoyo en lograr mejores imágenes, así podrás explorar las bondades de diferentes grosores en los trazos, que permitan pulir las intensidades y tonalidades.  

No tienes que ensuciar tus dedos, puedes usar un difuminador o una gamuza para bajar tonos y crear difuminados maravillosos. A veces por experiencia artística es genial ensuciarse los dedos, palpar el arte y sentir como vas logrando el tono deseado gracias a tus manos, pero cuando queremos resultados impecables y precisos, una gamuza y un difuminador son tus aliados infalibles, el primero para zonas amplias y el segundo tiene la punta perfecta para afinar detalles.

Los mejores lápices

Si pensabas que solo existía el lápiz de grafito tradicional con el que tomabas notas en la escuela, has vivido engañado toda tu vida. Cuando te dedicas al dibujo, se abre ante ti todo un mundo de opciones y tonos, pero lograrlos depende en gran medida del tipo de lápiz que usas ¡Si hay varios tipos!

Los exámenes que reprobaste, y los que aprobaste, los hiciste con un lápiz HB

Los lápices tienen diferentes grados de dureza y diferentes tipos de trazo, los cuales puedes combinar según el tipo de dibujo que quieras realizar o el estilo que tengas:

Comienza primero con los lápices más suaves y luego usa los más oscuros, los cueles podrás usar difuminar de acuerdo a lo que necesites.       

Como puedes apreciar en la imagen anterior, los niveles que abarca van de 9H a 9B, el primero es un lápiz duro con un trazo delgado y sutil, mientras que el segundo, es un lápiz suave cuyo trazo es intenso y oscuro. Eso sí, debes tener presente que, de una marca a otra, estos valores pueden variar ligeramente, recuerda que cada fabricante realiza procesos distintos.

Usualmente, un lápiz simple y común es fabricado en cera a la cual se le agrega pigmento, pero estos lápices especiales para dibujar fusionan arcilla y grafito. De estas combinaciones surgen los diferentes tipos de trazos.

En todo el mundo, este sistema o escala HB es tomado en cuenta por los fabricantes. La “H” hace alusión a “Hardness” o dureza, mientras que la “B” hace referencia a “Blackness” u oscuridad. Teniendo eso en cuenta, el común lápiz HB se encuentra en el rango medio, pues no es tan intenso ni tiene un trazo tan grueso.

Estados Unidos cuenta con otro sistema, no tan extendido como el rango de trazos HB, pero en caso que adquieras lápices pertenecientes al sistema americano está compuesto por cuatro niveles de intensidad. Para ellos, el 2 es el equivalente al lápiz HB tradicional.      

También existen lápices sin grafito, su función es lograr trazos amplios e incluso difuminar los trazos oscuros cuando se usan de lado, aunque también pueden lograr otros efectos fantásticos. Algunos kits incluyen lápices de este tipo solubles en agua, siendo capaces de potenciar cualquier tipo de trazo.       

Es una maravilla combinar trazos y texturas diferentes, no temas a experimentar con diferentes tipos de lápices, todos ofrecen diferentes posibilidades. ¿Sabias que la intensidad de un lápiz depende de la presencia de arcilla, en menor o mayor grado? Comienza primero con los lápices más suaves y luego usa los más oscuros, los cueles podrás usar difuminar de acuerdo a lo que necesites.         

¿Sabias que la intensidad de un lápiz depende de la presencia de arcilla, en menor o mayor grado?

La mayoría de artistas suelen necesitar diferentes tipos de lápices por eso es muy común conseguir sets, pero también puedes adquirirlos individualmente.

¿Cómo identificar un buen lápiz o un buen kit?

  • Un buen set de lápices abarca lápices de diferentes tonalidades y grosores.
  • Los lápices deben afilarse con facilidad, de esta característica depende lograr tarsos más finos y detallados.
  • Tienen buen agarre, por lo general, los lápices de dibujo son hexagonales o triangulares, formas ergonómicas que ayudan a que la mano del dibujante pueda tener mejor control del mismo.
  • La consistencia y durabilidad de un lápiz es un aspecto esencial.
  • No importa el número de lápices que contenga un kit, lo importante es que los que incluyan sean versátiles.
  • Los lápices no deben manchar en exceso.
  • Algunos kits incluyen sacapuntas y goma de borrar, lo que resulta muy práctico tanto para dibujantes amateur como profesionales.   
  • Los lápices de dureza media y grafito suave son perfectos para hacer lettering o líneas finas.
  • Si vas a usar un lápiz mecánico, debes asegurarte que tenga una mina resistente. También que sea retráctil, cómodo y con buen agarre.    
  • Prueba primero tus rotuladores, bolígrafos y plumas, no solo para probar si le queda tinta, también para saber qué tan intenso o grueso es el trazo. Debes estar muy atento a la intensidad de tus herramientas de trabajo, una tinta muy oscura o muy clara puede arruinar tu dibujo. El mejor método para probarlos es en un trozo de papel tradicional.
  • Trabaja por capas independientemente del recuso o material que uses para dibujar, así evalúas muy bien las tonalidades y controlas mejor los puntos de luz que agregarás. Esto ayuda a lograr el volumen necesario y encontrar detalles a ajustar que quizá no viste venir cuando comenzaste a dibujar. Tener control de lo que dibujas e ir lentamente, es clave cuando trabajas con tiza o con acuarela, algo que no sucede cuando trabajas con rotulador ¡De eso hablaremos más adelante, no dejes de leer!          

Bolígrafos y plumas ¿Cómo y cuándo usarlas?

Crear un buen equilibrio entre el negro y los espacios en blanco permite apreciar mejor los detalles.

Si las plumas o bolígrafos también son un básico, pero no es para todos, dependerá mucho del resultado que quieras lograr y, sobre todo, de lo cómodo que te haga sentir como artista, pues sentirte a gusto con tu técnica y tus herramientas de trabajo se van a plasmar en el papel.     

Algo genial de los bolígrafos es que crean líneas muy delgadas y que pueden crear contrastes cuando se marcan repetidamente, así dibujar en blanco y negro no resulta aburrido, sino por el contrario bastante llamativo, incluso puede lograr a crear cierto movimiento.

Debes estar muy pendiente cuando las uses, es nuestra advertencia. Así como puede ser tu aliado para lograr imágenes muy bonitas, puede ocasionar accidentes como manchas de tinta en el momento menos pensado. Nuestra sugerencia es que deseches y cambies constantemente la punta de la pluma o bolígrafo, no dejes que se acumule tinta, así tendrás líneas precisas y el resultado final será maravilloso e impecable.

La aventura de los rotuladores        

Si quieres sumarte a la aventura de dibujar en blanco y negro, lo más recomendable es que cuentes con rotuladores en diferentes tonos de negro y gris. La idea es tener un rango de color amplio para que logres mejores formas y combinaciones.

Lo mejor para dibujar en blanco y negro usando rotuladores, es que inicies dibujando como te comentamos en líneas anteriores, solo en lápiz, así puedes perfeccionar las formas. Luego deberás repasar los trazos y la figura en general, con el rotulador de tu preferencia. No te preocupes, que la ventaja es que puedes borrar el lápiz sin afectar tu obra, quedará intacta, algo en definitiva no podrás hacer con rotulador. Claro que el boceto inicial debes hacerlo suavemente y apenas sugiriendo los bordes, de modo que no queden marcas.   

El problema que muchos dibujantes tienen con los rotuladores es que se gastan muy rápido. Aunque no es del todo malo, un rotulador gastado también puede lograr efectos interesantes a nivel artístico, pues permiten mezclar tonos e incluso, crear texturas.        

Los consejos de oro

  • Practica constantemente, si logras tener dominio al dibujar en blanco y negro, puedes continuar perfeccionándolo o descubrir a mitad de camino que quieres importar colores a tus composiciones o descartar por completo los grises, y apostar con todo a los colores.   
  • Para evitar manchas con los lápices más oscuros o tipo B, lo mejor es que reutilices un papel desechado para cubrir tu mano, así el sudor de tu mano no remueve el grafito, no se pegará a tu piel ni ensuciará el resto de hoja.
  • Dibuja primero un boceto o miniatura antes de hacer tu obra en tamaño real, así minimizas errores y puedes precisar mejor los detalles. Cuando planificas lo que realizarás, te sientes más seguro al momento de dibujar, determinas los elementos que quieres destacar y a la par, sabes que herramientas necesitaras para que la obra quede justo como deseas y la visualizaste.   
  • Entrecierra los ojos para que veas mejor las escenas oscuras y claras de tu obra. Sonará extraño, pero inténtalo, te ayudará a ubicar las zonas donde harás los contrastes.
  • No olvides dejar espacios en blanco, esto es muy necesario al dibujar en blanco y negro, tanto para lograr un equilibrio en tu obra en lo que se refiere a luminosidad, como en relación al espacio. Ambos aspectos hacen destacar tu dibujo.
  • Para lograr luminosidad cuando trabajas con lápiz o con carboncillo, determina primero que zonas irán en blanco, así evitarás esas áreas mientras dibujas. Una opción es poner cinta de pintar en esos puntos claros, pero no siempre funcionará, dependerá mucho de la forma que hayas creado.
  • La luminosidad en medios húmedos es posible con liquido enmascarador, el cual se debe aplicar desde el inicio, justo antes de comenzar a dibujar, aunque por supuesto, debes dejar que seque primero. No te preocupes que puedes pintar por encima y remover al terminar. La otra opción es usar cinta, pero esta estrategia no siempre funcionará, dependerá del tipo de dibujo que realices.
  • Trabaja diferentes técnicas y materiales, como dijimos, dibujar en blanco y negro no debe ser aburrido en ningún momento. Diviértete en el proceso, aplica medios secos (tizas, carboncillo, lápiz) y húmedos (tinta, rotulador, acuarela), crea combinaciones, texturas, luces, sombras, todo aquello que haga que tu dibujo cobre vida ¡es válido! Incluso dará mayor complejidad visual, lo que hará que destaques mucho más como artista.

Los buenos artistas son aquellos que no temen experimentar y provocar sensaciones en el observador. Crea obras complejas y admirables.

¿Por qué dibujar en blanco y negro?

  • El manejo de claros y oscuros te permite dar sensación de tridimensionalidad.
  • Es una tendencia clásica y atemporal.
  • Siempre luce elegante.
  • Puede funcionar en diversos tamaños como decoración.
  • Las imágenes en blanco y negro pueden inspirar a artistas en otros ámbitos ¡La originalidad te llevará lejos! Hoy pocas personas apuestan por este concepto.
  • Hay diversidad de materiales secos y húmedos para lograrlos: carboncillo, lápices de intentos tipos, pintura, acuarelas o tinta.
  • Dibujar en blanco y negro es un estilo en sí mismo, si lo adoptas y te sientes cómodo puedes experimentar muchas texturas, trazos y destacar como artista.
Caricaturas, imágenes realistas, tatuajes, retratos e infinidad de imágenes se pueden dibujar en blanco y negro

¿Qué puedes dibujar en blanco y negro?  

Para los diseñadores y arquitectos, los bocetos y planos suelen crearse en blanco y negro, pero hay un horizonte más allá ocupado por los artistas plásticos y los caricaturistas.

Ya puedes tener una idea del sinnúmero de imágenes que se pueden crear: lettering, caricaturas, retratos y autorretratos, storyboards, modelos de tatuajes, escenas cotidianas o de fantasía, paisajes, ¡No hay limites!  

nv-author-image

Diana Sánchez

Periodista | Locutora Guionista de episodios de la vida. Apasionada por la lectura de hojas blancas pero con el amor de corregir lo incorregible.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.