Saltar al contenido

El Ave Fénix. Simbología y Significado

Simbología y significado espiritual del ave fénix, la criatura mitológica con la capacidad de renacer de sus propias cenizas.

El ave fénix es un antiguo pájaro mítico cuyo simbolismo y mitología nos siguen intrigando hoy en día. Inspirador de historias y obras de arte que se remontan al menos al año 1500 a.C., el fénix simboliza el renacimiento, la renovación, la inmortalidad, la curación y el fuego eterno.

En este artículo vamos a describir brevemente el significado del ave fénix en distintas culturas.

Ilustración de un ave fénix, un ave mitológica que podemos encontrar en distintas culturas alrededor del mundo.

El fénix es un ave mitológica que probablemente se originó en el antiguo Egipto o en Oriente Medio. Sin embargo, otras culturas, como la griega, la china o la hindú, tienen historias similares sobre aves sobrenaturales.

El fénix es un ave de gran tamaño que tiene plumas de color púrpura, naranja y dorado y un pecho rojo carmesí. Además, a menudo se describe como un ave con una larga cola y una cresta de plumas en la cabeza de color plateado y azul. Además, el fénix se describe como un ave de presa más grande que un águila, pero que también se parece a un pavo real o a una grulla.

Los etimólogos creen que el nombre fénix tiene raíces en el nombre del antiguo pueblo del Mediterráneo llamado fenicio. La palabra phoinix en griego hace referencia a un color rojo púrpura. Los fenicios eran conocidos por fabricar un codiciado tinte rojo púrpura. Así pues, el nombre del ave puede atribuirse a la descripción de sus coloridas plumas.

¿Existe o ha existido el Fénix?

Aunque el fénix no era una especie real de ave viviente, los historiadores creen que se inspiró en aves reales como el águila, el halcón, la grulla, el flamenco o el pavo real.

De hecho, los arqueólogos descubrieron los restos de una enorme garza que era tan alta como un ser humano en los Emiratos Árabes Unidos. Creen que el ave se extinguió alrededor del año 1500 a.C.1

Según la leyenda, el Fénix es un ave única que vive 500 años. Cuando se acerca al final de su vida, se hace un nido. El nido está hecho con plantas aromáticas, como mirra, casia, salvia, incienso y canela.

A continuación, el fénix golpea su pico contra una roca, que hace saltar las llamas. A continuación, bate sus alas como un fuelle, prendiendo fuego a su nido y luego a sí mismo.

La magia del ave fénix consiste en que, tan pronto como perece en las llamas, vuelve a nacer en su nido. Así, como dice el refrán, el fénix resurge de las cenizas. Luego recoge las cenizas y las enrolla en un huevo envuelto en mirra. A continuación, vuela a Heliópolis (Egipto) y entrega el huevo al Templo del Sol, que honra al dios solar Ra.

Según la leyenda, el fénix posee tanto poder que sus lágrimas curan todo lo que tocan y sus cenizas pueden resucitar a los muertos.

Numerosas culturas cuentan con historias sobre aves similares al fénix. Estas aves míticas pueden tener raíces comunes o totalmente distintas. Sin embargo, los historiadores creen que el fénix se inspiró en una deidad aviar egipcia llamada Bennu o en el mítico pájaro persa llamado simurgh. Aunque los orígenes del ave fénix pueden seguir siendo un misterio para siempre, he aquí algunas de las historias sobre este pájaro mágico en diversas culturas:

El ave fénix en el Antiguo Egipto

En el siglo V a.C., tras visitar Egipto, el historiador y escritor griego Heródoto describió que los egipcios le habían hablado de un ave parecida al fénix:

«Hay también otra ave sagrada llamada el fénix, que yo mismo no he visto más que en la pintura, pues en verdad viene a ellos muy raramente, a intervalos, como dicen los habitantes de Heliópolis, de quinientos años. Y estos dicen que viene regularmente cuando su padre muere; y si es como la pintura es de este tamaño y naturaleza, es decir, algunas de sus plumas son de color dorado y otras rojas, y en contorno y tamaño es lo más parecido posible a un águila.

Dicen que este pájaro (pero no puedo creer la historia) se las arregla de la siguiente manera:
Partiendo de Arabia, transporta a su padre, dicen, al Templo del Sol (Helios), enlucido en mirra, y lo entierra en el Templo del Sol; y lo transporta así: Primero forma un huevo de mirra tan grande como sea capaz de llevar, y luego hace la prueba de llevarlo, y cuando ha hecho la prueba lo suficiente, entonces ahueca el huevo y coloca a su padre dentro de él y enluta sobre él con otra mirra la parte del huevo donde lo ahuecó para poner a su padre, y cuando su padre es puesto en él, resulta (dicen) que tiene el mismo peso que tenía. Y después de haberlo emplastado, lo transporta todo a Egipto, al Templo del Sol. Así dicen que hace este pájaro «

Los historiadores creen que la antigua historia egipcia del fénix se inspiró en las grullas o grandes flamencos que vivían a lo largo del río Nilo. Algunos conjeturan que el calor que surgía de los bancos de arena a lo largo del Nilo, donde estas aves costeras ponían sus huevos, se asemejaba a las llamas.

Bennu

El ave fénix parece estar inspirado en Bennu, una antigua deidad egipcia.

Según las leyendas egipcias, Bennu era una deidad creadora. Según cuentan, voló sobre las aguas de Nun, que eran las aguas del caos total, y se posó en una roca. Al aterrizar en la roca, Bennu lanzó un grito primordial, que marcó el principio del fin del caos.

Las historias dicen que Bennu tenía el poder de autogenerarse, o de crearse a sí mismo. Además de estar asociado a los dioses Ra y Atum, Bennu también estaba asociado al dios Osiris, que regía la muerte y el renacimiento. De hecho, algunos creen que el nombre de Bennu procede de las palabras egipcias resurgir y brillar.

Así, es fácil ver cómo Bennu pudo ser la inspiración de la leyenda del fénix.

El Fénix en la mitología persa

El simurg era una ave de la mitología persa que guarda similitudes con el ave fénix.
Simurg

En la mitología persa hay dos aves míticas parecidas al fénix. El simurgh era un pájaro enorme del que se decía que era lo suficientemente grande como para cargar con un elefante o una ballena. Según las leyendas persas, el simurgh se parecía al pavo real, pero tenía cabeza de perro y garras de león.

En los mitos, el simurgh era tan antiguo que poseía la sabiduría universal.
También se creía que purificaba la tierra y el agua y, al igual que un halcón, era considerada una mensajera entre la Tierra y el cielo.

La huma era otra ave mítica persa que tenía cualidades similares a las del fénix. Según las leyendas persas, el huma nunca tocaba el suelo. Además, al igual que el ave fénix, se consumían en el fuego y luego se regeneraban. El huma, un pájaro auspicioso, también se llamaba ave del paraíso. Se les consideraba criaturas de buena fortuna que poseían la capacidad de otorgar la realeza a los seres humanos.

En la mitología griega

Los antiguos griegos se inspiraron en los antiguos egipcios, y viceversa. Así, es probable que los griegos basaran sus mitos sobre el fénix en Bennu u otras historias de aves sobrenaturales egipcias. Para los griegos, el fénix simbolizaba la inmortalidad y la regeneración. Sin embargo, el ave mágica no era tan poderosa como los propios dioses.

En el siglo VI a.C., el poeta Hesíodo escribió el poema épico Los preceptos de Quirón. El poema está escrito en la voz de Quirón, un centauro que entrenó al gran guerrero Aquiles. Quirón describe el poder del fénix en relación con otros animales y con los dioses:

«Un cuervo parlanchín vive nueve generaciones de ancianos, pero la vida de un ciervo es cuatro veces mayor que la de un cuervo, y la vida de un cuervo hace envejecer a tres ciervos, mientras que el fénix sobrevive a nueve cuervos, pero nosotras, las Ninfas de ricos cabellos, hijas de Zeus, el poseedor de la égida, sobrevivimos a diez fénix «.

Mitología romana

Moneda de la antigua Roma en la que se representa ave mitológica..

El fénix deslumbró a los romanos. Vieron en este ave inmortal un símbolo ideal para el interminable reinado del imperio romano. De hecho, Roma llegó a ser conocida como la Ciudad Eterna. Por ello, el ave fénix era un símbolo adecuado. Los romanos incluso ponían fénix en sus monedas.

Un emperador romano en particular, llamado Elagabalus, estaba tan obsesionado con el fénix que quería comerse uno. Según la leyenda, Elagabalus estaba convencido de que comer un fénix le otorgaría la inmortalidad.

Así que envió a algunos de sus sirvientes a cazar uno. Los sirvientes salieron en su búsqueda, pero temían la ira de su amo si no encontraban el mítico pájaro. Así que hicieron todo lo posible por conseguir un ave exótica de Nueva Guinea, el ave del paraíso Raggiana. Y le dieron de comer el pájaro a su amo. Desafortunadamente, esto no le dio a Elagabalus la inmortalidad, ya que murió unos años después

En el cristianismo y el judaísmo

Según algunas interpretaciones históricas, el pájaro del Jardín del Edén, al que a veces se denomina milcham, pájaro de chol o hol, es similar al fénix. Según la historia, Eva dio de comer a todos los animales un poco de la fruta prohibida después de haber probado ella misma un poco. Sin embargo, un animal se negó a participar: un pájaro que estaba posado en el Árbol del Conocimiento.

Se dice que este pájaro vivía 1.000 años. Y, al igual que el ave fénix, murió en el fuego para renacer de un huevo que no pereció. En la mitología judía, el pájaro representa a Dios, que no tiene que comer y que no puede ser destruido en el fuego

Los primeros cristianos también estaban intrigados por la historia del fénix. Llegaron a asociarla con la resurrección y la inmortalidad de Cristo

El Fénix en China y Japón

El Feng Huang es un ave mitológica similar al fénix que aparece en la cultura china y japonesa.
El Feng Huang es similar al ave Fénix

La comparación más cercana a un ave parecida al fénix en la mitología asiática es el Feng Huang chino o su equivalente, el Hou-ou japonés.Según las leyendas, esta mítica ave era hermosa y tenía la cabeza de un faisán y la cola de un pavo real. Sin embargo, también tenía partes de otros animales, como el cuello de una serpiente y la espalda de una tortuga.

El pájaro sagrado encarna tanto los rasgos masculinos como los femeninos. Así, en China representa el equilibrio del Yin y el Yang.

En Japón, el Hou-ou es un símbolo auspicioso que aparece cuando nace un gobernante virtuoso.

El Ave Fénix en la mitología Hindú

En la mitología Hindú, Garuda es un ave con características similares al ave fénix.

En la mitología hindú, el fénix se compara a menudo con la deidad aviar Garuda. Al igual que el ave fénix, Garuda es un ave solar que sirve de montura al dios Vishnu. También se le representa con una coloración ardiente de rojo, naranja y amarillo.

Según la mitología hindú, Garuda se hizo inmortal gracias a un acto de abnegación. Su madre estaba esclavizada por las serpientes. Y para liberarla, Garuda tuvo que emprender una búsqueda épica para capturar un recipiente lleno de amrit, la poción de la inmortalidad. Garuda usaría la poción como rescate con las serpientes a cambio de liberar a su madre. Aunque Garuda podría haber bebido el amrit él mismo, no lo hizo. Vishnu quedó tan impresionado por su desinterés que le concedió a Garuda la inmortalidad de todos modos.

El ave fénix es un poderoso arquetipo de los nuevos comienzos, la autoregeneración y la curación. Es posible que ya sientas una fuerte conexión con este pájaro mítico o que uno haya aparecido de repente en tu vida en el arte, la literatura o algún otro medio. En cualquier caso, el ave fénix es siempre un signo auspicioso para la curación y la renovación en un área de su vida.

El fénix simboliza la llama eterna, que puede significar fe, voluntad o pasión en tu vida. No importa cuántas veces retrocedas, el fénix te recuerda que tienes dentro de ti el fuego y los medios para sanar y volver a ser nuevo.

Además del ave fénix, puede que tengas otros animales espirituales que te ayuden a guiarte en el camino de tu vida. De hecho, según las tradiciones de los nativos americanos, puedes tener más de un animal espiritual.

Si sueña con el ave fénix, tiene mucha suerte. Aunque muchos de nosotros tenemos sueños con animales, pocos sueñan con animales míticos.

Los significados e interpretaciones de los sueños son personales para cada individuo. Sin embargo, algo que todos tenemos en común es que nuestras emociones subconscientes no nos mienten. Analizar las emociones que has sentido en tu sueño puede proporcionarte pistas sobre lo que el sueño te está diciendo.

Aunque los sueños con animales pueden interpretarse de muchas maneras, el ave fénix, como animal mítico, tiene un significado muy específico. En general, puedes ver un sueño con un ave fénix como una oportunidad de transformación, renovación y continuidad.

Un tatuaje de ave fénix es un símbolo maravilloso que muestra al mundo que has resurgido de las cenizas de alguna manera para renovarte de nuevo. Demuestra que, independientemente de lo que hayas experimentado en tu vida, eres un superviviente. De hecho, estas experiencias te han llevado a una versión más iluminada de ti mismo.

Un tatuaje de ave fénix también puede simbolizar que tienes dentro de ti un fuego que nunca se apagará. El fuego eterno puede estar relacionado con tu fe, tu amor por otra persona o incluso un amor y respeto renovados por ti mismo. También puede simbolizar tu dedicación a una causa, oficio u otra empresa. Cada tatuaje tiene una historia personal detrás. Pero es de esperar que entender más sobre la mitología y el simbolismo del fénix pueda aportar significados aún más profundos a tu tatuaje.

nv-author-image

Graduado en psicología y aficionado a la guitarra flamenca y los juegos de mesa. Me gusta escribir sobre psicología, marketing, historia y mitología en The Color Blog.View Author posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.